viernes, 23 de febrero de 2024
Gaudium news > Iglesia europea comprende las razones que llevan a los agricultores a protestar

Iglesia europea comprende las razones que llevan a los agricultores a protestar

Se ha pronunciado la COMECE, el Obispo de Lourdes, el Arzobispo de Oviedo.

randy fath dDc0vuVH LU unsplash

Foto: Randy Fath en Unplash

Redacción (12/02/2024, Gaudium Press) El tema de las protestas de los agricultores en Europa no es menor, a despecho del raquítico cubrimiento que está teniendo por parte de la gran midia. Los agricultores por lo demás se muestran decididos, pues muchos creen que es una lucha por la supervivencia.

París, Berlín, Barcelona, son muchas las ciudades europeas que por estos días han visto las protestas airadas, de quienes se quejan que desarrollar su actividad económica es cada día más costoso, y que ciertas políticas ecologistas ultra-radicales los hacen una especie en extinción, además de la excesiva burocracia para acceder a cualquier subsidio, y tener que competir en condiciones desfavorables con importaciones extra-comunitarias. Se quejan también de la llamada Política Agrícola Común de la Unión Europea, que obliga a dedicar al menos 4% de la tierra cultivable a características no productivas, a llevar a cabo rotaciones compulsivas de cultivos, y reducir el uso de fertilizantes en un 20%. Igualmente apuntan que mientras sus productos son comprados por precios irrisorios, sí lucran bastante los grandes comercializadores.

Sus protestas ya han alcanzado victorias, como que la Unión Europea haya retirado la ley de reducción drástica del uso de pesticidas en un 50%, algo que venía aupado por el llamado Green Deal, el Pacto Verde que ha recibido numerosas críticas. Entre tanto, como la Comisión Europea mantiene su plan de reducir las emisiones netas de los llamados gases de efecto invernadero en un 90% en comparación con los niveles de 1990, para 2040, y de emisiones netas cero para 2050, esto afecta directamente a la agricultura a la cual se ha culpabilizado de 10% de los gases invernadero.

Tal vez sea por ello que las principales asociaciones agrícolas mantienen su programa de mobilizaciones y manifestaciones hasta junio de este año, cuando se realizarán las elecciones al Parlamento Europeo.

Expresan algunos portavoces de los gremios agrícolas, que ellos no se oponen a la sostenibilidad, pero que las médidas drásticas de Bruselas amenazan la seguridad alimentaria y el desarrollo económico en las zonas rurales: “Nos encontramos en un riesgo muy alto de no poder continuar con nuestra profesión. Las producciones son escasas, teniendo en cuenta que hay una necesidad de invertir y mejorar continuamente. Esto además sucede en el contexto de una normativa creada bajo un paradigma ambiental que deja a un lado las necesidades productivas, económicas y sociales de la producción agraria”, dice José Luis Miguel, director técnico de la patronal agraria española COAG.

Pronunciamientos de la Iglesia

Eco han tenido las protestas de los agricultores en prelados como el Obispo de Tarbes-Lourdes, en Francia, o el Arzobispo de Oviedo, España, Mons. Jesús Sanz Montes. También se ha pronunciado la Comisión de las Conferencias de Obispos de la Unión Europea, COMECE, en el documento titulado “Un futuro sostenible de nuestro sistema alimentario y un futuro seguro y próspero para los agricultores pueden coexistir”.

“Las estadísticas muestran una disminución continua en el número de explotaciones agrícolas pequeñas y medianas, junto con el riesgo de un envejecimiento de la población agrícola. Hoy en día, los agricultores enfrentan ingresos comparativamente bajos y largas horas de trabajo, competencia en el mercado (incluyendo importaciones no pertenecientes a la UE), altos costos de energía e inflación, creciente incertidumbre debido a patrones climáticos cambiantes, pero también lo que se percibe como una sobrerregulación y una afluencia de nuevas políticas con consecuencias financieras concretas”, dice la COMECE.

“Muchos de los agricultores que salen a la calle hoy sienten amenazada su propia existencia. Es bien sabido que, para los agricultores, la agricultura es más que simplemente un trabajo, está en el corazón de su identidad. Creemos que un futuro sostenible para nuestro sistema alimentario y un futuro seguro y próspero para los agricultores pueden coexistir, no se excluyen mutuamente. Deben encontrarse soluciones que garanticen ambos y superen las divisiones partidistas: esto solo será posible si los agricultores se colocan en el centro de estas consideraciones”, afirma igualmente la COMECE.

Por su parte el Arzobispo de Oviedo dijo el pasado 6 de febrero vía Twitter que “Agricultores y ganaderos, cuyos campos y cabañas están bajo mínimos con un desamparo notable por algunas administraciones varias. Gente honrada en su duro trabajo que expresan sus derechos conculcados en toda Europa. Menos ideología fútil y más solidaridad útil esperamos para ellos”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas