miércoles, 08 de diciembre de 2021
Gaudium news > Invocar al Espíritu Santo, él suple nuestras debilidades, nos da la libertad, dijo el Papa

Invocar al Espíritu Santo, él suple nuestras debilidades, nos da la libertad, dijo el Papa

Hoy Francisco concluyó sus meditaciones sobre la Carta a los Gálatas en las audiencias de los miércoles.

Redacción (10/11/2021 10:42, Gaudium Press) Hoy Francisco realizó su última catequesis basada en la Carta de San Pablo a los Gálatas, y la hizo insistiendo en la confianza que debemos tener en el Espíritu Santo.

Dijo el Pontífice que en la Carta a los fieles de Galacia el Apóstol San Pablo habló “como evangelizador, como teólogo y como pastor”. “En su corazón la fuerza del Espíritu realmente escavó: el encuentro con Cristo Resucitado conquistó y transformó toda su vida, y la dedicó íntegramente al servicio del Evangelio. Este es Pablo”, dijo el Papa.

Espíritu Santo, ven – Espíritu Santo, el que nos da la libertad

En la Carta a los Gálatas, San Pablo comunicó a estos fieles que “que también ellos estaban llamados a esa libertad [de Cristo], que les liberaba de toda forma de esclavitud, porque les hacía herederos de la promesa antigua y, en Cristo, hijos de Dios”.

En tiempos de dificultad, hay que, como los apóstoles en la tempestad “despertar a Cristo que está dormido”. “Despertar a Cristo en nuestro corazón” porque así “podremos contemplar con su mirada”, puesto que Él “ve más allá de la tormenta”.

El Pontífice insistió en que no debemos desanimarnos cuando vemos nuestras fallas, pues “debemos confiar que el Espíritu siempre viene a ayudar en nuestra debilidad y nos concede el apoyo que necesitamos”. “¡Por tanto, aprendamos a invocar más a menudo al Espíritu Santo!”

“¿Cuál es la oración del Espíritu Santo? La oración al Espíritu Santo es espontánea: debe nacer de tu corazón. Debes pedir en los momentos de dificultad: ‘Espíritu Santo, ven’. La palabra clave es esta: venir. Ven. Pero debes decirlo con tu lenguaje, con tus palabras. Ven porque estoy en dificultades, ven porque estoy en la oscuridad, en las tinieblas; ven porque no sé qué hacer; ven porque estoy a punto de caer. Ven. Ven. Es la palabra del Espíritu. Llama al Espíritu. Aprendamos a invocar al Espíritu Santo más a menudo”, dijo el Pontífice.

También se puede decir la oración que la Iglesia recita en Pentecostés: “Ven Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre, don en tus dones espléndido. Luz que penetras las almas, fuente del mayor consuelo…”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas