viernes, 27 de enero de 2023
Gaudium news > San Irenarco mártir, de guardia-verdugo a defensor de cristianos

San Irenarco mártir, de guardia-verdugo a defensor de cristianos

La conversión de Irenarco, en la Armenia del S. IV, revela la fuerza de la gracia cristiana que invadía entonces el imperio pagano decadente.

Irenarchus at Sebaste Menologion of Basil II 1

Redacción (28/11/2022 08:29, Gaudium Press) Hoy la Iglesia celebra, entre otros santos, a San Irenarco, mártir del S. IV. También se dice la fiesta de San Irenarco y compañeros, mártires de Sebaste, en Armenia, al suroeste de Asia.

Se relata en la Passio de Irenarco, que siendo prefecto de Sebaste Máximo, bajo el imperio sangriento de Diocleciano, se inició una persecución contra los cristianos.

Ante el prefecto fueron conducidas siete mujeres, que estaban siendo acusadas del terrible crimen de haber convertido a sus maridos a la fe de Jesús. Encargado de custodiarlas, y de custodiar al sacerdote Acacio estaba Irenarco, guardia.

Pero movido por el ejemplo de estas mujeres, el guardia se convierte y alega en defensa de ellas.

Sin embargo, el prefecto no se dejó convencer ni por la fragilidad de las mujeres acusadas, ni por el puro testimonio del guardia recién convertido, y los quiso obligar a adorar a los dioses paganos. Las mujeres no solo se negaron, sino que tiraron los ídolos a un lago.

Ellas fueron torturadas y decapitadas.

Luego llegó el turno a Irenarco, que tampoco quiso hacer sacrificios a esos dioses que ya sabía eran falsos. Recibió el bautismo del sacerdote Acacio, y fue condenado a entrar en un horno ardiente. Junto con él iban dos niños. Los niños murieron rápidamente, mientras que el sacerdote Acacio e Irenarco fueron sacados de las llamas antes de la muerte y luego decapitados.

Esto ocurrió en el año 305.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas