martes, 11 de mayo de 2021
Gaudium news > Jesús el Buen Pastor, nos conoce, quiere ayudarnos, es omnipotente para hacerlo

Jesús el Buen Pastor, nos conoce, quiere ayudarnos, es omnipotente para hacerlo

El Papa ayer, Domingo del Buen Pastor, meditó sobre cómo Jesucristo “nos defiende y nos salva en muchas situaciones difíciles, peligrosas”.

Ciudad del Vaticano (26/04/2021 09:08, Gaudium Press) En el día de ayer, cuando la Iglesia celebraba el Domingo del Buen Pastor, Francisco meditó durante el Regina Coeli basado en el evangelio del día, de San Juan (10, 11-18). El Papa lo hizo desde la ventana del Palacio Apostólico.

El Pontífice destacó cómo “el verdadero pastor”, “se opone al pastor asalariado a quien no le importan las ovejas, porque no son suyas y que hace este trabajo solo por la paga: no se preocupa por defenderlas y cuando llega el lobo huye abandonándolas (cfr vv. 12-13)”.

Como arquetípico Buen Pastor, Jesucristo “nos defiende y nos salva en muchas situaciones difíciles, peligrosas, mediante la luz de su palabra y la fuerza de su presencia, que experimentamos especialmente en los Sacramentos”.

Un pastor que es bueno con cada oveja

Francisco destacó que Jesús nos conoce perfectamente, a nosotros, ovejas de su rebaño. Y está siempre dispuesto a “sanar las llagas de nuestros errores con la abundancia de su gracia. En Él se realiza plenamente la imagen del pastor del pueblo de Dios delineada por los profetas: se preocupa por sus ovejas, las reúne, venda la que está herida, cura la que está enferma”.

Sabe el Señor que hay ovejas que aún no son de su rebaño, pero que le pertenecen:

“«También tengo otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor» (Jn 10,16). Estas palabras dan fe de su inquietud universal: Jesús quiere que todos puedan recibir el amor del Padre y tener la vida”.

Concluyó el Papa su meditación, diciendo que la Iglesia debe llevar adelante la misión universal de Cristo, su pastoreo, y por esto los cristianos deben ser testimonio del amor del Señor, con actitud humilde y fraterna a todos y cada uno.

“Hermanos y hermanas, Jesús defiende, conoce y ama a cada una de sus ovejas. María Santísima nos ayude a acoger y seguir nosotros los primeros al Buen Pastor, para cooperar con alegría a su misión”, concluyó Francisco.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas