domingo, 05 de julio de 2020
Gaudium news > La increíble historia del milagro con el que se canonizará a Charles de Foucauld

La increíble historia del milagro con el que se canonizará a Charles de Foucauld

Era un miércoles 30 de noviembre de 2016, cuando uno de los obreros de la empresa Asselin, que realizaba trabajos en la capilla del establecimiento escolar de San Luis, en Saumur, se sube a la bóveda.

París (29/05/2020 17:09, Gaudium Press) Tras conocerse la aprobación del milagro para la canonización del beato Charles de Foucauld, los medios noticiaron rápidamente que se trataba de una curación inexplicable de una persona que había caído de gran altura en Saumur, Francia.

Se van conociendo ahora detalles más relevantes, más impresionantes.

Ver también: Tres nuevos santos para la Iglesia: Charles de Foucauld, César de Bus y la Madre María Doménica Mantovani

Era un miércoles 30 de noviembre de 2016, cuando uno de los obreros de la empresa Asselin, que realizaba trabajos en la capilla del establecimiento escolar de San Luis, sí, en Saumur, se sube a la bóveda.

Charle, de jóvenes 21 años, era un carpintero ya hábil, que hizo un movimiento precipitado y abandona el camino seguro para caminar por la bóveda de la capilla, la que se derrumba súbitamente. Eran las 4 y 30 de la tarde. Pero no sólo cae desde una altura de 15 metros sobre un banco del templo, sino que una viga de madera le perfora el abdomen, y se acerca al corazón.

Nunca se había producido un tal accidente”, declaró después aún conmocionado François Asselin, dueño de la empresa, también protagonista de esta historia.

Y entonces pasa algo digno de filme fantástico: Charle se levanta con el pedazo de madera que lo atravesaba, camina 50 metros, un tanto delirante, encuentra a personal del staff del liceo, y les cuenta que algo había ocurrido… el personal aterrado llama al servicio de emergencias que envía un helicóptero, pero Charle no puede entrar al aparato por la viga de madera que porta.

Por tanto, se trae una ambulancia que lo llevaría hasta Angers; pero era un recorrido de 45 minutos, Charle podría morir.

Avisan al jefe Asselin, quien enterado de la gravedad de todo, en seguida piensa que también hay que pedir ayuda del cielo. Y junto a su mujer, llama a la Fraternidad de María – Reina Inmaculada, y a su parroquia en Saumur, parroquia que ‘casualmente’ que porta el nombrey tiene como patrono a Charles de Foucauld.

Una gran ‘coincidencia’

La coincidencia es sorprendente – declaró después el párroco, P. Vincent Artarit. Cuando François Asselin me contacta para narrarme el accidente, vivíamos en la parroquia en un contexto de preparativos de fiesta para conmemorar a Charles de Foucauld”. Efectivamente, al día siguente, 1ro. de diciembre, se cumplían 100 años de la muerte del futuro santo, y los parroquianos habían rezado durante un año pidiendo la canonización de Charles de Foucauld. Y justo ese día, cuando se acababa la novena preparando la fiesta parroquial del Beato Charles, es que se produce el accidente.

La parroquia pues se ‘enciende’ ante la noticia; se activan las redes de oración, y mucha gente empieza a rezar al Beato de Foucauld por la salud de Charle.

Operación exitosa. A los dos meses se reintegra al trabajo

Las horas pasan sin novedad, pero en la mañana siguiente François Asselin recibe una llamada de la mamá de Charle, diciéndole que la operación de remoción del pedazo de madera había sido completamente exitosa, y ningún órgano vital se había comprometido.

Cuando tres días después en el hospital su jefe va a visitar a Charle, este tiene un bello gesto, y es que le pide perdón: “perdón de haber tenido un gesto precipitado que iba a causar muchos problemas… Yo estaba estupefacto”, cuenta François. – “No, tú no tienes que pedirme perdón… ¡estás vivo!”, le responde. Y le cuenta a Charle y a su madre, que muchos pidieron la intercesión de Charles de Foucauld para que se curara. Charle y su madre no habían escuchado del bienaventurado. Charle, acepta que su caso sea estudiado por la Iglesia. Dos meses después, Charle estaba de regreso al trabajo, sin ninguna secuela de su accidente.

Con información de Famille Chrétienne

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas