miércoles, 28 de octubre de 2020
Gaudium news > La monja cirujana y coronel, que estuvo en la convención republicana, y que claramente manifestó su apoyo

La monja cirujana y coronel, que estuvo en la convención republicana, y que claramente manifestó su apoyo

La historia de vida de la hermana Deirdre Byrne es por demás interesante. Tras la participación del P. James Martin y de la Hna. Simone Campbell en la convención demócrata, fue el turno del Cardenal Dolan y la Hna. Deirdre Byrne en la republicana

Redacción (27/08/2020 10:19, Gaudium Press) Las recientes participaciones de eclesiásticos en las convenciones de partidos en los EE.UU. han estado muy sonadas, han tenido no pocas repercusiones, tal vez por lo trascendental de las próximas elecciones, tal vez por la gran división que existe en la opinión americana, de pronto por la virulencia del debate, y también por el destaque de los religiosos protagonistas.

Después de la participación del cuestionado P. James Martin, quien realizó una invocación y luego una bendición en la convención demócrata, y de la hermana Simone Campbell – quien dice que el aborto no debería ser penalizado – fue el turno del Cardenal Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan, y de la Hna. Deirdre Byrne de asistir a la convención repúblicana. (¿Habrán querido estos evitar que se creyese que la Iglesia estaba ‘parcializada’?)

No faltaron las críticas al Cardenal Dolan por su asistencia a la convención que proclamaría como candidato al ‘terrible’ Trump. Él respondió simplemente que su obligación como sacerdote era responder positivamente a todo el que lo invitara a orar; y que iba a pedir las bendiciones de Dios sin ningún animo político o partidista. Punto.

Un personaje tremendamente interesante

Pero de todos los cuatro el personaje que tal vez sea más interesante, por lo novedoso de su actual protagonismo, es la hermana Byrne.

No es nada común que se reúnan en un mismo ser tres condiciones, que por lo demás tienen características que comparten: la cirujana, la coronel y la religiosa, que todo esto es la Hna. Deirdre Byrne, perteneciente a la Comunidad de las Pequeñas Trabajadoras de los Corazones de Jesús y de María.

La monja nació en Washington, entre los hijos la única dama rodeada de 6 varones.

Inició medicina en Georgetown, pero ingresó al ejército, como manera de seguirse costeando los estudios. Allí estuvo por 29 años, trabajado como médico, cirujana, llegando al grado de coronel; fue al Sinaí, estuvo tres veces en Afganistán, y en su última misión en ese país, ya como perteneciente a la reserva, se le ordenó retirarse del ejército.

Pero aunque portaba el traje militar, ella sentía que su destino era el de religiosa.

En el 2002 ingresa a su congregación, y ahí emite sus primeros votos en el 2004. Le gustó la Comunidad de las Pequeñas Trabajadoras porque allí también podía hacer su apostolado médico.

“Después de mucha oración y contemplación, entré en mi orden religiosa en 2002, trabajando para servir a los pobres y los enfermos en Haití, Sudán, Kenya, Iraq y en Washington, D.C.”, dijo la hermana Byrne en la convención republicana.

Dice que conoció pobres y marginados de muchas partes y que todos comparten el ser considerados insignificantes, impotentes y sin voz.

Pero “la verdad es que el grupo marginado más grande del mundo se encuentra aquí en los Estados Unidos: son los no nacidos”.

Su intervención fue menos ‘prudente’ que la del Cardenal Dolan

Ella mostró sin ninguna reserva su apoyo a Trump. Y dio sus razones:

“Tengan en cuenta que las leyes que creamos definen cómo vemos nuestra humanidad. Debemos preguntarnos: ¿Qué decimos cuando entramos en el útero y acabamos con una vida inocente, impotente y sin voz? Como médico, puedo decir sin dudarlo: La vida comienza en la concepción”.

“Aunque lo que tengo que decir puede ser difícil de escuchar para algunos, lo digo porque no soy sólo pro-vida, soy pro-vida eterna. Quiero que todos terminemos juntos en el cielo algún día”.

“Esto me lleva a la razón por la que estoy aquí hoy. Donald Trump es el presidente más pro-vida que esta nación ha tenido, defendiendo la vida en todas las etapas. Su creencia en la santidad de la vida trasciende la política. El Presidente Trump se levantará contra Biden-Harris, que son los más anti-vida de la historia, incluso apoyando los horrores del aborto tardío y el infanticidio”.

Dijo la religiosa que Trump se ganó el apoyo de la comunidad pro-vida en los EE.UU. y que además tiene una posición de apoyo a lo religioso. Ofreció sus oraciones por Trump, y le dijo que puede contar con el uso de su arma preferida, el rosario.

La monja-coronel está, pues, en pie de lucha.

Con información de Infocatolica

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas