lunes, 04 de marzo de 2024
Gaudium news > La Primera Iglesia que fue dedicada a la Medalla Milagrosa está en Brasil

La Primera Iglesia que fue dedicada a la Medalla Milagrosa está en Brasil

Allí, en Monte Sião, en el Estado de Minas Gerais, se dio el “Día del Milagro de la Lluvia”.

Untitled

Redacción (27/11/2023, Gaudium Press) Reporta ACI Digital que la primera iglesia dedicada a la Medalla Milagrosa lo fue en Brasil, en 1849, tan solo 19 años después de las apariciones en Francia. Esta iglesia fue construida en la ciudad de Monte Sião, en el Estado de Minas Gerais.

En 1830, en Francia, Nuestra Señora se apareció a Sor Catalina Labouré y le pidió que acuñase medallas como la que Ella le había mostrado: la Virgen con los brazos extendidos, de los cuales salían rayos de luz, de pie sobre el globo terráqueo, pisando una serpiente, con la inscripción a su alrededor: “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos”.

De acuerdo con el website de la Arquidiócesis de Pouso Alegre, en el año de las apariciones de la Virgen a Santa Catalina Labouré, la región de Monte Sião estaba habitada por cerca de 105 familias católicas, no había iglesia ni sacerdote, y la comunicación era precaria. Pero los relatos indican que, por vuelta de 1838 “la devoción a la Medalla Milagrosa ya estaba allí”.

El 29 de marzo de 1849 fue autorizada la construcción de la capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Su bendición oficial tuvo lugar el 13 de abril de 1850.

Con una imagen de esta iglesia ocurrió algo muy significativo.

Una imagen de la Virgen milagrosa fue llevada ahí desde Portugal en 1860, pero a pedido del obispo fue retirada en 1937.

Ocurrió que desde entonces comenzó una gran sequía en Monte Sião, que los habitantes asociaron a la ida de la imagen. En todos los alrededores llovía menos en esta ciudad.

Finalmente, y presionado por la feligresía, la imagen regresó al altar mayor el 5 de noviembre de 1939.

Comienza la procesión del regreso, bajo un brillante sol, con párroco, autoridades, bandas de música. Pero cuando la procesión se encuentra a las puertas de la ciudad, empiezan a caer las gotas de lluvia, y luego una gran lluvia.

El episodio fue conocido como el “Día del Milagro de la Lluvia”. A partir de entonces, las plantaciones prosperaron, el ganado cesó de morir y el ciclo de lluvias volvió a la normalidad.

Esta fue la primera de muchas gracias que la población de Monte Sião recibe aún hoy, bajo la intercesión de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

La historia de ese lugar y el gran flujo de devotos que recibe, hicieron que el 5 de noviembre de 1999, la iglesia principal fuese elevada a Santuario de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, un lugar que vive con especial fervor el día 27 de noviembre, cuando celebra la fiesta de su patrona.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas