miércoles, 28 de octubre de 2020
Gaudium news > La religión de la jueza Barrett y la religión de Biden: los lentes oscuros y los lentes dorados

La religión de la jueza Barrett y la religión de Biden: los lentes oscuros y los lentes dorados

Los ataques a la fe católica de la nominada jueza Barrett pueden ser una peligrosa apuesta para las aspiraciones demócratas.

Redacción (29/09/2020 13:23, Gaudium Press) Quién diría, que en este convulsionado fin de época la religión sería tan determinante en la conducción del país más poderoso de la Tierra.

Biden o por qué no es malo ser de fe para gobernar los EE.UU.

Constata en columna de hoy William McGurn, miembro del equipo editorial del Wall Street Journal, que en estas elecciones la maquinaria publicitaria demócrata se ha empleado a fondo para decirle a la nación americana lo buen católico que es Joe Biden, su candidato.

La maquinaria destaca su gran fe, la importancia que la fe tiene en la vida del ex vicepresidente, no hace ningún reparo en que una persona de fe guíe la nación, sino por el contrario, afirma que es bueno tener una persona religiosa en un cargo de tal magnitud.

Esa posición de los voceros demócratas, que evidentemente no es tomada al acaso sino también con base en sondeos de opinión, nos muestra indirectamente el estado de la sociedad americana, para la cual la fe sigue siendo un tema central en su vida personal y social. Incluso, en este punto parece haber habido un cambio para bien, pues como recuerda en su nota McGurn, hace ocho años delegados a la convención demócrata abuchearon a Dios bajo los reflectores del país entero. Hoy ni de riesgos se permitiría algo así: podría ser decisivo para las aspiraciones de su candidato.

Pero la opinión de los voceros demócratas tendría muchísimo menos resonancia si no fuera acogida con benevolencia por la gran midia, que en este punto y con ese talante parece que se volvió simpática a la religión. (¿Sí?)

De hecho no tanto, y se puede comprobar por la forma como ha noticiado la nominación de Amy Barrett a la Corte Suprema.

Leer también: ¿La juez Barret se convierte en ícono de la mujer americana? 

De la jueza Barrett algunos – y con la resonancia de la gran prensa – han hablado de su concepción religiosa “Cristofacista”, se refirieron a ella y a su esposo como “colonizadores blancos” por adoptar niños haitianos, no es menos que una “radical”, ‘ultra’-todo, y mucho más. Por ello, quienes no la conocían y llegaron algo prevenidos a su aceptación a la nominación, sorprendidos se depararon con una mujer de carácter-elegante sí, muy segura de sus conocimientos jurídicos, pero también madre entregada, esposa generosa y agradecida con Dios por su marido, alguien simpático y humilde, que expuso cómo con esfuerzo y tesón se ha labrado merecidamente la mejor de las carreras al tiempo que cría una numerosa familia.

¿Algo de hipocresía demócrata?

¿Pero el sesgo es solo mediático, o hay también algo de hipocresía en la campaña demócrata, que ahora apela con bombos y platillos a la fe de su candidato?

McGurn en su columna lo insinúa, cuando recuerda que en la ratificación de Barrett como jueza de Corte de Apelaciones de Distrito, dos senadores demócratas le hicieron uno una pregunta y otra una afirmación, que manifestaban sentida preocupación con la fe de la hoy virtual jueza suprema. Y sí, la religión de la jueza juega un importante papel en su vida.

Efectivamente, el senador Dick Durbin, demócrata de Illinois, le preguntó: “¿Se considera usted católica ortodoxa? Y la senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, fue más explícita en sus palabras: “El dogma vive ruidosamente dentro de ti”.

Entonces, la dicotomía ya fue apuntada, y los atacantes demócratas de la jueza Barrett tienen un lindo problema: si para impedir la ratificación de la jueza la emprenden ahora contra su práctica religiosa como lo hicieron en el pasado, revelarán que sus elogios a la fe de Biden no pasan de mera estrategia publicitaria. Y puede ser eso muy perjudicial a toda la campaña.

Es bien probable que estos asuntos salgan a relucir en el primer debate presidencial, que tendrá lugar esta noche. (Gaudium Press / Saúl Castiblanco)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas