lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > La vigilancia contra la acción del demonio está en la esencia del discernimiento, dijo el Papa

La vigilancia contra la acción del demonio está en la esencia del discernimiento, dijo el Papa

La vigilancia es signo de sabiduría, es signo sobre todo de humildad”, ratificó Francisco en la audiencia general.

Sin titulo 3

Foto: Screenshot Youtube Vatican Media

Redacción (14/12/2022 12:07, Gaudium Press) En la audiencia general de hoy, en la sala vaticana Pablo VI y continuando sobre la serie del discernimiento, el Papa Francisco invitó a custodiar el corazón y estar atentos a los engaños del maligno. Esta es la duodécima catequesis que hace Francisco sobre el tema.

El Papa invocó para los cristianos una “actitud de la vigilancia”, que permita “discernir lo mejor”. La vigilancia es la actitud para mantener “nuestras buenas elecciones, realizadas a veces después de un arduo discernimiento”, y para que estas “puedan proseguir de forma perseverante y coherente y dar fruto”.

Esta actitud de vigilancia es particularmente hacia la acción del maligno que “puede arruinarlo todo, haciéndonos volver al punto de partida”.

“Si falta la vigilancia es muy fuerte el riesgo de que se pierda todo”, advirtió el Pontífice, pues “no se trata de un peligro de tipo psicológico, sino de tipo espiritual”.

En su meditación el Papa citó la parábola evangélica leída al inicio de la Audiencia, que cuenta que el espíritu impuro, cuando vuelve a la casa de la que había salido, “la encuentra desocupada, barrida y en orden” (Mt 12,44). “Todo está bien, todo está en orden, pero ¿el dueño de la casa dónde está? No está. no hay nadie que la vigile, que la custodie –dice Francisco– y este es el problema”.

Por el contrario, “tenemos que custodiar siempre nuestra casa y nuestro corazón” y “no estar distraídos” ni “seguros de nosotros mismos” porque cuando estamos demasiado seguros de nosotros mismos “perdemos la humildad de custodiar el propio corazón”. “La vigilancia –continúa Francisco– es signo de sabiduría, es signo sobre todo de humildad, porque tenemos miedo de caer, y la humildad es el camino maestro de la vida cristiana”.

El Papa habló de la astucia de ciertos malignos enemigos del alma, que él llamó de “demonios educados”, demonios que saben “disfrazarse de ángel”, que “entran sin que te des cuenta, llaman a la puerta, son educados”. “Tantas veces nos ganan las batallas por esta falta de vigilancia. Tantas veces el señor ha dado tantas gracias y al final no somos capaces de perseverar en esta gracia y perdemos todo porque nos falta la vigilancia. No hemos custodiado las puertas. Y luego hemos sido engañados de alguno que viene educado, se mete dentro y ciao. El diablo tiene estas cosas”.

El signo para ver cuando la acción es del maligno, incluso aunque quiera revestirse de ángel, es la existencia de “algún desorden”. Por tanto, su exhortación final es a “permanecer vigilantes y custodiar nuestro corazón”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas