domingo, 21 de abril de 2024
Gaudium news > Laicos hacen retiros espirituales para prisioneros en cárceles de Texas

Laicos hacen retiros espirituales para prisioneros en cárceles de Texas

Después del retiro, vemos una mayor participación en las misas y una mayor cantidad de hombres que reciben los sacramentos por primera vez”, dice un voluntario.

carles rabada gwwWhABtohs unsplash

Foto: Carles Rabada en Unplash

Redacción (20/02/2024, Gaudium Press) Jerry Trzeciak dirige muchos retiros espirituales, pero el lugar donde los realiza y sus participantes es más que sui generis.

Durante los últimos años, Trzeciak ha trabajado con el Departamento Correccional de Texas como voluntario en la Unidad Jim Ferguson, ubicada en Midway, Texas, con capacidad para más de 2,000 hombres, donde se encuentranprincipalmente a aquellos que son violentos y miembros de pandillas.

Trabajando con un grupo católico laico llamado Kolbe Prison Ministries (KPM), Trzeciak y sus compañeros voluntarios son admitidos en las prisiones para dirigir retiros de tres días para los reclusos, generalmente unos 66 por retiro. Los voluntarios comparten su fe en charlas, oran con los hombres o mujeres encarcelados y les brindan oportunidades para asistir a Misa o a servicios de Comunión. Una vez finalizado el retiro cara a cara, los voluntarios pueden brindar a los reclusos educación de seguimiento, incluidos estudios bíblicos.

Una valiosa donación

El trabajo de KPM y Trzeciak se ha reforzado en los últimos años por una gran donación de materiales de estudio de Ascension, una editorial católica con sede en Pensilvania.

El retiro siempre es recibido positivamente y es sorprendente ver no solo el crecimiento del ministerio, sino también el crecimiento y el testimonio de la forma en que obra el Espíritu Santo”, dijo Trzeciak, un profesional jubilado en ventas y marketing, y feligrés de la parroquia de Antonio de Padua, cerca de Houston.

Las medidas de seguridad en la prisión significan que la probabilidad de que un voluntario del ministerio penitenciario sufra algún daño es muy baja. Pero no hace falta decir que la idea de entrar en una prisión de máxima seguridad –más aun con la intención de compartir a Jesús con los reclusos– puede resultar intimidante y requiere algo de tiempo acostumbrarse. La clave es, dice Trzeciak, en la medida de lo posible, llegar con una actitud amorosa y sin prejuicios.

Quizás en parte porque se trata de un llamado tan desafiante, los ministerios penitenciarios católicos en todo Estados Unidos han luchado durante años para atraer voluntarios y, con recursos financieros a menudo escasos, proporcionar los materiales necesarios para encender o nutrir la fe de hombres y mujeres en prisión después de que los voluntarios se van.

Pero eso cambió, al menos en Texas, en marzo de 2022, cuando la editorial católica Ascension se conectó con KPM para coordinar una donación de US$338,000 en materiales de estudio bíblico relacionados con la obra insignia de Ascension, “La cronología de la Biblia: La Historia de la Salvación”, un programa de 24 sesiones presentado por Jeff Cavins. Ascension es conocida, entre otras cosas, por producir el podcast “La Biblia en un año” del padre Mike Schmitz.

Gracias a la exitosa donación, Kolbe dice que ahora tiene casi 400 reclusos participando en estudios bíblicos de “Cronología Bíblica” en instalaciones de Texas y otros estados. Trzeciak dijo que habían estado usando la “Cronología Bíblica” antes de la donación y que había visto cómo el curso fomentaba un crecimiento “sorprendente” en la fe de hombres y mujeres encarcelados. Dijo que los reclusos suelen estar interesados en hablar sobre el perdón, tanto para los demás como para ellos mismos.

Las vidas cambian, tanto para los encarcelados como para el equipo, no solo a través de los sacramentos, sino también a través de corazones compasivos, humildes y abiertos”, dijo Trzeciak. “La transformación que se produce puede ser un simple abrazo o un derramamiento de lágrimas que libera la belleza del perdón de uno mismo o las gracias que el Espíritu Santo proporciona en el momento en que muchos de estos hombres se entregan al Señor. Después del retiro, vemos una mayor participación en las misas, inscripción en el programa de Iniciación Cristiana para Adultos de la prisión, y una mayor cantidad de hombres que reciben los sacramentos por primera vez”.

Con informaciones de CNA y la Arquidiócesis de Galveston-Houston.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas