sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Los 10 verdaderos ‘extremismos’ del Santo Rosario

Los 10 verdaderos ‘extremismos’ del Santo Rosario

Para perseverar en la devoción a él.

Rosary

Redacción (26/08/2022 09:55, Gaudium Press) Hace un par de semanas, un artículo de la revista americana The Atlantic, escrito por el joven historiador Daniel Panneton, escandalizó al público católico por su contenido ostensivamente ofensivo, inexacto y arbitrario. En dicho artículo, (ya referenciado por Gaudium Press en una nota anterior) se refiere al Santo Rosario como un “símbolo extremista, vinculado a la política conspiratoria y a la cultura de las armas”.

Lejos de ponernos a argumentar en contra de ese flatus vocis, que pretende en vano manchar la fisionomía inmaculada de la Santa Iglesia y de la Santísima Virgen María, daremos aquí los 10 verdaderos “extremismos” del Santo Rosario, basados en el libro “El Secreto Admirable del Santo Rosario” escrito por San Luis María Grignion de Montfort.

1. Es extremadamente útil para evitar el pecado: “Con el Rosario cotidiano alcanzarás cuanto es necesario para evitar el pecado mortal, vencer todas las tentaciones, en medio de los torrentes de iniquidad del mundo que arrastran con frecuencia a quienes se creen más seguros, en medio de los espíritus malignos más habilidosos que nunca y que sabiendo que les queda poco tiempo para tentar, lo hacen con mayor astucia y éxito (139).

2. Extremadamente eficaz para llevarnos a Jesús: La recitación de él es una verdadera escalera de veinte gradas por la cual vamos subiendo de virtud en virtud hasta llegar a Jesús (78).

3. Extremadamente exorcístico: “¡Empuña el arma de Dios que es el Santo Rosario! Con ella destrozarás la cabeza del demonio y podrás resistir todas las tentaciones. De aquí proviene que aun el rosario material sea tan terrible al diablo y que los santos se hayan servido de él para encadenarlo y arrojarlo del cuerpo de los posesos — como atestiguan tantas historias” (85).

4. Extremadamente fructífero: Así le dijo la Santísima Virgen a Santo Domingo “Hijo mío recuerda que cuando Dios quiso renovar el mundo, envió primero la lluvia de la Salutación Angélica. Así se renovó el mundo. Exhorta, pues, a las gentes en tus sermones a rezar el Rosario y recogerás grandes frutos para las almas” (16).

5. Extremadamente atacado: “Aunque la devoción del Santo Rosario ha sido autorizada por el Cielo con muchos milagros y ha recibido la aprobación de la Iglesia mediante Bulas Pontificias, no faltan hoy libertinos, impíos y gentes orgullosas que se atreven a difamar la cofradía del Santo Rosario o alejar de ella a los fieles. Es fácil reconocer que sus lenguas están infectadas con el veneno del infierno y que se mueven a impulso del Maligno” (30).

6. Extremadamente valioso para ir al Cielo: “Un día se le apareció nuestro Señor a Santa Gertrudis, contando unas monedas de oro. “¿Qué haces” ­— le preguntó al Señor ­— ‘Cuento tus Avemarías — le respondió Jesucristo — ¡son las monedas con las que se compra el paraíso!’” (54).

7. Extremadamente victorioso: “Nuestra vida es de guerra y tentación continuas (Cfr. Job 7,1). Tenemos que luchar no contra enemigos de carne y sangre, sino contra las mismas potestades infernales (Cfr. Ef 6,12). ¿Qué mejores armas podemos empuñar para combatirlos que la Oración Dominical (el Padrenuestro) enseñada por nuestro propio capitán y la Salutación Angélica (el Avemaría), que ahuyentó a los demonios, destruyó el pecado y renovó el mundo?” (84)

8. Extremadamente infalible: “El Rosario, unido a la meditación de la vida y pasión del Señor, resulta agradabilísimo a Jesucristo y a la Santísima Virgen y muy eficaz para obtener cuanto deseas. Recurramos, pues, a la devoción del Santo Rosario en todas nuestras necesidades y obtendremos infaliblemente cuanto pidamos a Dios para nuestra salvación” (91).

9. Extremadamente provechoso: Pues nos colma de gracia durante la vida, de paz en la hora de la muerte y de gloria en la eternidad (23).

10. Extremadamente agradable a la Santísima Virgen: “¡Saluda a la Santísima Virgen, honra a tu bondadosa Madre! (…) Preséntale, al menos, cincuenta Avemarías diariamente, cada una de ellas contiene quince piedras preciosas que agradan más a María que todas las riquezas de la tierra. ¿Qué no podrás, entonces, esperar de su generosidad?” (53).

El Rosario Cotidiano tiene tantos enemigos que me parece uno de los favores más señalados de Dios el poder perseverar en la práctica de esta devoción hasta la muerte. Persevera y alcanzarás la corona admirable, preparada en el Cielo a tu fidelidad: Permanece fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida (Ap 2,10)” (150).

Por Guillermo Torres Bauer

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas