sábado, 25 de mayo de 2024
Gaudium news > Los tres de la televisión pública catalana que ofendieron a la Virgen han sido imputados

Los tres de la televisión pública catalana que ofendieron a la Virgen han sido imputados

Toni Soler, Jair Domínguez y la actriz Judit Martín deberán comparecer como investigados el próximo 27 de octubre ante la justicia.

45 700x558 1

Redacción (25/05/2023 17:25, Gaudium Press) Toni Soler, Jair Domínguez y la actriz Judit Martín, quienes en el programa ‘Està pasant’ de TV3, televisión pública de cataluña, participaron en una parodia blasfema de la Virgen del Rocío, acaban de ser imputados por un posible delito de injuria, por el Juzgado de Instrucción número 5 de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). De esa manera el juzgado acogió la denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos, al tiempo que acepta que esta asociación se presente como acusación popular, y además solicita que se incorporen al procedimiento los antecedentes penales de los investigados, en caso de tenerlos.

La magistrada Miriam Luque ha emplazado a los imputados a comparecer como investigados el próximo 27 de octubre.

Por su parte la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, afirmó que “este tipo de vejaciones no pueden quedar impunes. Solo pedimos que se respete a los cristianos”.

Leer también: Asociación E-Cristians dice que hay que quejarse con director de TV3 por programa blasfemo

TV3 se financia en un 90 por ciento con dineros de los contribuyentes. Se calcula que entre TV3 y Radio Cataluña se gastan alrededor de 275 millones de euros al año. Esto significaría que cada hogar catalán está pagando alrededor de 44 euros anuales a estos dos medios.

El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) ha sido ineficaz en responder las numerosas quejas por la emisión de ese programa. Expresó el CAC que “aunque puedan resultar desafortunados y hasta hirientes para determinados segmentos de la audiencia, especialmente en lo que respecta a las personas que profesan la fe católica, se sitúan en el marco del ejercicio de la libertad de expresión”.

Sin embargo, la asociación E-Christians, que participó en el año 2002 en la elaboración de unas normas del CAC sobre los límites de lo religioso, ha respondido que el CAC ha despreciado esas mismas normas, y además aplica la ley de dos pesos y dos medidas con el hecho religioso.

“Es una evidencia de que este programa vulnera todos los citados ‘criterios’, hecho que el Consejo del CAC no podía ignorar. Al hacerlo, infringe su propia normativa y la finalidad por la que ha sido instituido. ¿Cómo calificar una decisión de un órgano de la administración que obra mal siendo plenamente consciente del hecho?”, denunció Josep Miró, presidente de E-Cristians.

Con información de Religión En Libertad

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas