miércoles, 17 de agosto de 2022
Gaudium news > Mártires franciscanos beatificados en Líbano

Mártires franciscanos beatificados en Líbano

Dos sacerdotes franciscanos martirizados bajo el Imperio Otomano fueron beatificados en el Líbano por el Cardenal Semeraro, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos.

Redacción (08/06/2022 16:01, Gaudium Press) Los hermanos Thomas Saleh, OFM y Léonard Melki, OFM mártires durante el Imperio Otomano, fueron beatificados el 4 de junio pasado.

La ceremonia celebrada en el Convento de la Cruz (La Croix) de la localidad de Jal el-Dib, en las afueras de la capital libanesa, estuvo presidida por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos.

También estuvieron presentes otras autoridades eclesiásticas, como el Nuncio Apostólico en el Líbano, Monseñor Joseph Spiteri, el Cardenal Béchara Boutros Raï y el Vicario de los Latinos, César Essayan.

También estuvieron presentes algunas autoridades civiles, como los ministros Walid Nassar y Georges Kallas y el diputado Hagop Pakradounian en representación de los jefes de Estado del Líbano.

En su homilía, el Cardenal Semeraro describió el recorrido de los dos religiosos que fueron víctimas de la ola de violencia al final del Imperio Otomano. Pero bajo los ojos de la fe, los dos fueron vencedores y añadieron que “estuvieron animados por la pasión por la verdad y el amor por el bien, hasta el punto de sacrificar sus vidas”.

El cardenal Raï declaró que la beatificación de los dos sacerdotes franciscanos “da al Líbano la gloria que han perdido los políticos”.

Martirizado por odio a la fe

Los capuchinos Fray Léonard Melki y Fray Thomas Saleh fueron martirizados en Turquía en 1915 y 1917 respectivamente.

Los nativos de Baabdate y sus amigos de la infancia ya eran adultos cuando el nacionalismo comenzó a perseguir especialmente a los armenios y otras minorías.

El Genocidio Armenio, planeado por el Comité Unión y Progreso, comenzó en abril de 1915 y mató a dos tercios de los armenios que viven en la actual Turquía, aproximadamente 1,2 millones de armenios.

Los capuchinos Léonard Melki y Thomas Saleh también fueron asesinados por odio a la fe. El padre Melki (1881-1915) se negó a apostatar de la fe católica. Un destacamento de soldados registró el convento en busca de armas escondidas, pero no encontraron nada más que el Santísimo Sacramento escondido.

El padre Léonard Melki fue luego torturado durante una semana, le arrancaron las uñas de las manos y de los pies. Luego fue llevado al desierto junto con otros 415 prisioneros donde fueron asesinados a tiros el 11 de junio de 1915. Entre las víctimas de este día también se encuentra el Beato Obispo Ignace Maloyan.

El padre Thomas Saleh (1879-1917) era sospechoso de traición al Imperio Otomano por ocultar a un sacerdote armenio. Luego fue condenado a muerte y luego deportado en pleno invierno bajo la escolta de soldados. Murió de hambre y tifus en el camino, el 18 de enero de 1917. (FM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas