viernes, 03 de julio de 2020
Gaudium news > Estas son las normas que se deben seguir desde el 11 de mayo para asistir a misa en España

Estas son las normas que se deben seguir desde el 11 de mayo para asistir a misa en España

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española (CEE) dio a conocer las normas y pautas que se deberán seguir para las celebraciones Eucarísticas y otros sacramentos.  

Foto: Exe Lobaiza por Cathopic.

Madrid (30/04/2020 11:00, Gaudium Press) Tras el anuncio hecho este 28 de abril por el presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, que a partir del 11 de mayo se iniciará el desconfinamiento del país y podrán reabrirse los templos para las misas, pero con aforo limitado, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha dado a conocer este jueves 30 de abril las normas y pautas que se deberán seguir para las celebraciones Eucarísticas y otros sacramentos. 

A través de una nota, el organismo eclesial da gracias a Dios que “la enfermedad vaya siendo controlada y pueda iniciarse, aún con reservas y precauciones, la recuperación de las actividades habituales de nuestra vida común”; entre ellas las misas con fieles presentes, que han de retomarse con aforo limitado y siguiendo recomendaciones, ya que “el coronavirus continúa propagándose por España”.  

Medidas con fases de aplicación

Las medidas se irán implementando en cuatro fases: la Fase 0, en la que se mantiene la situación actual con las celebraciones sin pueblo y atención religiosa personalizada. La Fase 1, que iniciará el 11 de mayo, permitirá la asistencia grupal al culto, pero no masiva, es decir no más del tercio del aforo. 

Para la Fase 2 se prevé el restablecimiento de los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral con la mitad del aforo y siguiendo medidas sanitarias. Y en la Fase 3 se retomará la vida pastoral ordinaria teniendo en cuenta las medidas sanitarias necesarias hasta que se encuentre la solución médica de la enfermedad.  

Se mantiene dispensa del precepto dominical

En las fases de transición se mantendrá la propuesta de dispensar del precepto de participar en la Misa dominical. 

En este sentido, se invita “a la lectura de la Palabra de Dios y a la oración en las casas, pudiendo beneficiarse de la retransmisión a través de los medios de comunicación para quien no pueda acudir al templo”, principalmente las personas de riesgo, como son los mayores y los enfermos. 

Aumentar el número de celebraciones con seguridad sanitaria

La Comisión Ejecutiva de la CEE plantea que para mantener el aforo en los templos de un tercio en la primera fase, y de la mitad en la segunda, se procure el aumento del número de celebraciones, sobre todo cuando haya mayor afluencia de fieles; esto con el fin de descongestionar los templos. 

Para la asistencia a las Eucaristía se recomienda a los fieles el uso de la mascarilla con carácter general, y mantener vacías en los templos las pilas de agua bendita.

Asimismo, durante las celebraciones las puertas de las iglesias deben permanecer abiertas para evitar tocar las manillas o pomos; y se debe ofrecer gel hidroalcohólico a la entrada y  la salida.

Se recomienda, además, contar con responsables para la apertura y cierre de las iglesias, así como para la distribución de los fieles en el templo respetando la distancia de seguridad. La salida del templo debe ser ordenada, y la iglesia debe desinfectarse de manera continua, sobre todo los bancos y objetos litúrgicos. 

Evitar los coros y pasar el cestillo de la colecta en el ofertorio 

Las medidas también comprenden recomendaciones para tener en cuenta durante la liturgia. Estas son: evitar los coros en la parroquia, sólo un cantor o voces individuales; no pasar el cestillo de la colecta durante el ofertorio, sino a la salida de la misa; cubrir el cáliz, la patena y los copones con la palia durante la plegaria Eucarística.

Asimismo, el sacerdote celebrante deberá desinfectar sus manos al empezar el canon de la misa, mientras que los ministros de la comunión antes de distribuirla. No habrá saludo de la paz, pero sí un gesto para evitar así el contacto directo. 

Si el sacerdote es mayor, la Eucaristía debe ser distribuida por ministros extraordinarios de la comunión. 

Bautizo foto Il Ragazzo por Cathopic

La celebración del Bautismo está permitida, pero con Rito breve / Foto: Il ragazzo por Cathopic.

Recomendaciones para otras celebraciones

Para el Sacramento de la Reconciliación se recomienda escoger un espacio amplio y mantener la distancia social, pero asegurando confidencialidad. Al terminar se aconseja el higiene de las manos y limpiar las superficies.

La celebración del Bautismo está permitida, pero en Rito breve, utilizando un recipiente que no retorne el agua utilizada, evitando el contacto entre los bautizados. Para la Confirmación utilizar un algodón para la crismación observándose el higiene de manos; mientras que para el Matrimonio los anillos y arras deben ser manipulados únicamente por los contrayentes.

En la Unción de los Enfermos igualmente debe realizarse el Rito breve, sacramento que no debe ser administrado por sacerdotes ancianos o enfermos. 

Para las exequias de difuntos las recomendaciones son las mismas para la misa dominical, con poca afluencia de fieles y evitando gestos de afecto que implican contacto personal.

Vea aquí completas las Medidas de Prevención de la Conferencia Episcopal Española.

Con información de la Conferencia Episcopal Española.  

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas