sábado, 30 de mayo de 2020
Gaudium news > Obispos católicos de Ucrania denuncian males de la maternidad subrogada

Obispos católicos de Ucrania denuncian males de la maternidad subrogada

La pandemia de coronavirus creó un drama para más de 100 bebés y puso a la maternidad subrogada en el centro del debate.

MATERNIDAD SUBROGADA GAUDIUM PRESS

La maternidad subrogada en Ucrania se ha convertido en un controvertido mercado internacional. Foto: Sergiu Valenas

Kiev (21/05/2020 21:23:22, Gaudium Press) Los Obispos católicos de Ucrania , tanto los de rito latino como los prelados de la Iglesia Greco Católica Ucraniana, pidieron poner fin a la práctica de la maternidad subrogada. La legislación local admite la contratación de madres subrogadas por parte de extranjeros . Por este motivo, en Ucrania se quedaron “atrapados” más de 100 bebés a causa de la pandemia de coronavirus, lo cual llamó la atención de la opinión pública internacional.

“Cada niño es un regalo de Dios que debe ser aceptado con gratitud en el matrimonio de un hombre y una mujer”, recordaron los prelados en su declaración. “Todo niño tiene derecho a ser concebido naturalmente, y cada niño tiene derecho a nacer en una familia y ser criado en la atmósfera de amor por padre y madre. La subrogación viola gravemente este derecho y hace imposible que Ucrania siga el camino del desarrollo, el camino de un gran patrimonio europeo”.

Nada puede justificar la maternidad subrogada

Los Obispos se refirieron también al video que reveló que casi 50 bebés son atendidos en una habitación de hotel en Kiev, sin certeza sobre su futuro. El video “muestra una habitación infantil improvisada y 46 bebés llorando, privados de cariño materno, calidez parental, cuidado desinteresado, amor muy necesario”, denunciaron. “Son vistos como un producto comprado por el cual el comprador no vino. Tal demostración de desprecio por la persona humana y su dignidad es inaceptable. Y todo esto es posible debido a la subrogación legalizada”.

Las informaciones de prensa hablan de al menos 100 bebés en esas condiciones, mientras que el problema podría llegar a extenderse a miles si continúan los bloqueos al ingreso de foráneos. Pero el drama de estos bebés de vientres de alquiler es anterior al coronavirus. Los medios de comunicación han confirmado al menos un caso de un bebé abandonado por una pareja de estadounidenses que desistió de criarlo.

“La práctica de la subrogación, su objeto, propósito y medios de lograrla son moralmente inaceptables”, indicaron los Obispos, quienes criticaron especialmente su dimensión comercial. “Esto añade el mal moral de vender y comprar las funciones del cuerpo y la persona del niño recién nacido. Ninguna circunstancia ni consecuencia puede justificar la práctica de la subrogación”. Los prelados pidieron un mayor apoyo a las mujeres y las familias para que ninguna persona se sienta presionada a buscar el alquiler de su vientre como una fuente de ingresos.

Con información de Catholic Herald.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas