lunes, 26 de octubre de 2020
Gaudium news > Papa dijo que la paga del trabajador de la viña del Señor es su abundante gracia

Papa dijo que la paga del trabajador de la viña del Señor es su abundante gracia

En el ángelus dominical el Pontífice comentó la parábola de los obreros convocados a trabajar en la viña a diversas horas.

Foto: Annet Klingner, en Pixabay.com

Ciudad del Vaticano (21/09/2020 12:00, Gaudium Press) Ayer en el Ángelus dominical, rezado desde la ventana del Palacio Apostólico Vaticano, el Papa comentó el Evangelio del día.

En esta lectura (Mt 20, 1-16), Jesús cuenta a los discípulos una parábola. Compara Jesús el Reino de los Cielos al caso de un señor que sale a contratar obreros para trabajar en la viña.

A unos los contrata temprano, a otros al mediodía, y a otros entrada la tarde. A todos les pagó igual, y ante el reclamo de los que habían trabajado desde la mañana, el señor de la viña les responde que no había sido injusto con ellos, sino generoso con los últimos, y que esto es muestra de su bondad.

Pero termina Jesús con una frase misteriosa: “Los últimos serán los primeros, y los primeros, los últimos”.

Es conmovedora la imagen – dijo el Papa – de este dueño que sale varias veces a la plaza a buscar trabajadores para su viña… A las seis, a las nueve, a las doce, a las tres y a las cinco de la tarde. Ese dueño representa a Dios, que llama a todos y llama siempre”, aseveró el Papa haciendo hincapié en que nuestro Padre celestial actúa así también hoy: «nos sigue llamando a cada uno, a cualquier hora, para invitarnos a trabajar en su Reino. Este es el estilo de Dios, que hemos de aceptar e imitar. Él no está encerrado en su mundo, sino que ‘sale’ continuamente a la búsqueda de las personas, porque quiere que nadie quede excluido de su plan de amor”.

Es preciso, a imitación del señor de la viña que es símbolo de Jesús, “abrirse a horizontes de vida que ofrezcan esperanza a cuantos viven en las periferias existenciales y aún no han experimentado, o han perdido, la fuerza y la luz del encuentro con Cristo”.

Acerca de la paga

Francisco afirmó que Dios “quiere dar el máximo de la recompensa a todos, incluso a quienes llegaron los últimos. Y aquí se comprende que Jesús no está hablando del trabajo y del salario justo, sino del Reino de Dios y de la bondad del Padre celestial”.

El Señor “no mira el tiempo y los resultados, sino la disponibilidad y la generosidad con la que nos ponemos a su servicio”.

El salario el símbolo de la gracia

El actuar del señor de la viña “es más que justo, en el sentido de que va más allá de la justicia y se manifiesta en la Gracia. Donándonos la Gracia, Él nos da más de lo que merecemos. Y entonces, quien razona con la lógica humana, la de los méritos adquiridos con la propia habilidad, pasa de ser el primero a ser el último. En cambio, quien se confía con humildad a la misericordia del Padre, pasa de último a primero”, puntualizó el Pontífice.

El Papa se despidió pidiendo a la Virgen que “nos ayude a sentir todos los días la alegría y el estupor de ser llamados por Dios a trabajar para Él en su campo, que es el mundo, en su viña, que es la Iglesia. Y de tener como única recompensa su amor, la amistad de Jesús, que es el todo para nosotros”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas