jueves, 01 de octubre de 2020
Gaudium news > Papa en el Ángelus: Como con la cananea, “Señor, si quieres puedes curarme”

Papa en el Ángelus: Como con la cananea, “Señor, si quieres puedes curarme”

En el Ángelus dominical el Papa meditó el evangelio del día, que habla del encuentro de Jesús con la mujer cananea, que pide que Jesús le saque el demonio a una hija.

Redacción (17/08/2020 11:08, Gaudium Press) En el Ángelus dominical el Papa meditó el evangelio del día, que habla del encuentro de Jesús con la mujer cananea.

Estando con los discípulos alejado de las multitudes, se le acerca una mujer cananea que pide la curación de su hija, que estaba atormentada por un espíritu inmundo, un “demonio muy malo”, dice ella. Francisco manifestó que en las palabras de esta mujer se ve una vida marcada por el sufrimiento, de quien siente la impotencia de no poder curar a su hija.

Jesús pone a prueba su fe y la encuentra grande

El Señor pone a prueba su fe. Primero la ignora y después tiene palabras fuertes, no siendo la cananea de los hijos de Judá: “No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos”, dice Jesús. Y la mujer responde enseguida: “Sí, Señor, pero también los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. No es solo una manifestación de fe, la cual el Señor resalta, sino de mucha humildad, que es requisito para recibir los favores de Dios.

Francisco invitó a los fieles a pensar en la propia vida: “Siempre hay cosas malas en una historia, siempre. Vayamos a Jesús, llamemos al corazón de Jesús y digámosle: ‘¡Señor, si puedes curarme!’ Y podremos hacerlo si siempre tenemos el rostro de Jesús con nosotros, si entendemos cómo es el corazón de Cristo, cómo es el corazón de Jesús: un corazón que tiene compasión, que trae sobre sí nuestras penas, que trae sobre sí nuestros pecados, nuestros errores, nuestros fracasos”. Es un corazón que no ceja en su empeño de ayudarnos, de auxiliarnos en nuestras flaquezas.

El Pontífice concluyó su meditación exhortando: “Y siempre vuelvo al consejo que les doy: lleven siempre un pequeño Evangelio de bolsillo y lean un pasaje cada día. Y allí encontrarán a Jesús tal como es, tal como se presenta; encontrarán a Jesús que nos ama, que nos ama tanto”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas