lunes, 19 de abril de 2021
Gaudium news > Papa en el Ángelus: Debemos ser semillas de caridad, que se dan y ‘mueren’ para dar fruto

Papa en el Ángelus: Debemos ser semillas de caridad, que se dan y ‘mueren’ para dar fruto

El Ángelus de ayer se hizo desde la Biblioteca Apostólica.

Redacción (22/03/2021 10:28, Gaudium Press) En el Ángelus de ayer, habido desde la Biblioteca Apostólica por causa de nuevas medidas del gobierno italiano con relación al coronavirus, el Papa Francisco trató de la responsabilidad que los cristianos tienen en llevar a sus semejantes a Jesús y al conocimiento de Jesús.

El evangelio de ayer narraba como unos griegos querían escuchar de Jesús y sus enseñanzas. Y de ahí el Señor concluyó que había llegado la hora en que consumaría la redención del género humano, invitando a todos a seguirlo en sus camino. El que voluntariamente no lo siga, no será como la semilla que muere y luego da fruto. La semilla que se entrega, que se da, que muere, será glorificada por el Padre.

A menos que el grano de trigo caiga a la tierra y muera…”

Ha llegado la hora de que el Hijo del Hombre sea glorificado… – dijo el Papa. A menos que el grano de trigo caiga a la tierra y muera, quedará como un solo grano; pero si muere, da mucho fruto” (Jn 12, 23-24). El Papa afirmó que esta respuesta muestra que Jesús es “la semilla escondida lista para morir para dar mucho fruto” y para conocerlo y comprenderlo debemos mirar la cruz.

Pero para los cristianos que lo portan, para que ese “signo sea consistente con el Evangelio”, “la cruz no puede sino expresar amor, servicio, entrega generosa de sí mismo”, para así ser verdaderamente el “árbol de la vida”. El cristiano debe ser un testimonio vivo de una vida dada en el servicio.

Somos llamados a sembrar semillas de caridad a través de gestos concretos dijo el Papa. El Señor con su gracia “nos hace dar frutos” incluso donde existen malentendidos, dificultades o persecuciones. Y cuando la semilla muere es cuando “la vida florece, para dar fruto maduro a su debido tiempo”, ya que la muerte y la vida se entrelazan y podemos “experimentar la alegría y la verdadera fecundidad del amor, que siempre, repito, se da al estilo de Dios: cercanía, compasión, ternura”.

El Papa pidió a la Virgen que nos ayude a caminar en ese sentido.

Con información de Vatican News 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas