viernes, 27 de mayo de 2022
Gaudium news > Papa en el Regina Coeli: Jesús es el Señor de las segundas oportunidades

Papa en el Regina Coeli: Jesús es el Señor de las segundas oportunidades

Francisco comentó el evangelio de la incredulidad de Tomás.

Redacción (25/04/2022 16:23, Gaudium Press) En el Regina Coeli del Domingo de la Misericordia, rezado y meditado por el Papa en la Plaza de San Pedro, Francisco dijo que Jesús Resucitado “sólo espera que lo busquemos, que lo invoquemos, incluso que protestemos, como Tomás, llevándole nuestras necesidades y nuestra incredulidad”.

Comentando el evangelio del día, que cuenta la incredulidad del apóstol Tomás y la posterior aparición de Jesucristo resurrecto, Francisco expresó que “Tomás representa a todos nosotros, que no estábamos presentes en el cenáculo cuando el Señor se apareció y no hemos tenido otras señales o apariciones físicas de Él”.

Afirmó el Pontífice que las crisis de la vida y también las de fe muchas veces nos hacen humildes “porque nos despojan de la idea de tener razón, de ser mejores que los demás”. Las crisis “no son pecado, son camino, no debemos temerles”, asegura. Ellas nos ayudan a reconocer nuestra necesidad de Dios, de volver a Jesús para experimentar su amor.

Es mejor una fe imperfecta pero humilde

“Es mejor una fe imperfecta pero humilde, que siempre vuelve a Jesús, que una fe fuerte pero presuntuosa, que nos hace orgullosos y arrogantes”, dijo el Papa, recordando que Jesús “no se rinde, no se cansa de nosotros”. “Él siempre vuelve: cuando se cierran las puertas, vuelve; cuando dudamos, vuelve; cuando, como Tomás, necesitamos encontrarlo y tocarlo más de cerca, vuelve”.

“Él vuelve, porque es paciente y misericordioso. Viene a abrir los cenáculos de nuestros miedos y de nuestra incredulidad, porque siempre quiere darnos otra oportunidad. Jesús es el Señor ‘de las otras oportunidades’: siempre nos da otra, siempre”, reafirmó.

En las crisis, no debemos encerrarnos en nosotros mismo, sino que debemos “buscar a Jesús, volver a Él, a su perdón, a esas llagas que nos han curado. Así seremos capaces también de compasión, “de acercarnos sin rigidez ni prejuicios a las llagas de los demás”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas