viernes, 25 de septiembre de 2020
Gaudium news > Papa Francisco dio dos remedios para combatir angustia

Papa Francisco dio dos remedios para combatir angustia

Lo hizo ayer en la meditación previa al rezo del Regina Coeli.

 

Ciudad del Vaticano (11/05/2020 12:03, Gaudium Press) En la lectura evangélica de ayer, V Domingo de Pascua, antes de la pasión, Jesús se “despide” de los discípulos al concluir la última cena. El Señor tiene palabras de esperanza para unos discípulos que ya se encontraban inquietos. El Papa comentó estas expresiones de Dios hecho hombre, ayer en su meditación durante el Regina Coeli, rezado desde la Biblioteca Apostólica vaticana; aunque después salió a una de las ventanas de su palacio, que da a la Plaza de San Pedro, y dio una bendición.

Jesús dice a los apóstoles que “no pierdan la paz”, palabras que según Francisco también son dirigidas a nosotros, aplicables especialmente cuando vivimos los “dramas de la vida”.

Dos ‘fórmulas’ para combatir la angustia que da Jesús

Ante la turbación fruto de la consideración de problemas o malas perspectivas, Jesús propone dos remedios:

Primero: “Crean también en mí”. Dijo Francisco que el Señor sabe que el peor malestar viene de la “sensación de no poder afrontar los problemas, de sentirse solos y sin puntos de referencia frente a lo que sucede. Esta ansiedad, en la que la dificultad se suma a la dificultad, no puede ser superada solos”. Y para ello, está el recurso a Jesús, quien pide que se tenga fe en Él, que no nos apoyemos en nosotros mismos.

El Papa resaltó que Jesucristo está vivo precisamente para estar a nuestro lado. Y por ello podremos decirle: “Jesús, creo que has resucitado y que estás a mi lado. Creo que me escuchas. Te traigo lo que me molesta, mis problemas: tengo fe en ti y me encomiendo a ti”.

Segundo: Es tener viva la certeza de que Jesús tiene reservada para todos una morada en la Casa del Padre, como se lo manifestó a los discípulos en el evangelio que el Papa está meditando. Jesús quiere conducir la humanidad al Cielo, para que estemos “donde Él esté”.

Dios ha preparado una morada “estamos hechos para el Cielo, para la vida eterna, para vivir para siempre – recalcó el Pontífice. Para siempre: es algo que ni siquiera podemos imaginar ahora. Pero es aún más hermoso pensar que esto será para siempre todo en alegría, en plena comunión con Dios y con los demás, sin más lágrimas, resentimientos, divisiones y malestar”.

Hay que, por tanto, escoger el camino que nos lleva al cielo. Como cristianos tenemos la opción de seguir ese camino, o escoger los caminos que no conducen a la gloria eterna, señaló Francisco.

¿Cómo habituarnos a escoger los caminos de la gloria, los caminos de Jesús?

Es algo que se consigue día tras día, no eligiendo el camino del protagonismo personal, sino el camino de Jesús que debe ser el protagonista de nuestras vidas. Es seguir adelante diciendo: “Jesús, ¿qué piensas de mi elección? ¿Qué harías en esta situación, con esta gente?”. Y concluye el Papa: “Nos hará bien preguntarle a Jesús, que es el camino, las indicaciones para el Cielo. Que Nuestra Señora, Reina del Cielo, nos ayude a seguir a Jesús, que nos abrió el Cielo”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas