sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Papa invitó a fieles a dejar de tener tanto la palabra “yo” en los labios

Papa invitó a fieles a dejar de tener tanto la palabra “yo” en los labios

En el Ángelus dominical Francisco comentó el evangelio del día, en que el Señor narra la parábola del fariseo que se creía justo, y del publicano que se consideraba pecador.

Papa 1

Foto: Screenshot Youtube Vatican Media

Redacción (24/10/2022 16:05, Gaudium Press) En el Ángelus dominical, el Papa comentó el evangelio del día, en el que el Señor expresa la parábola del fariseo que se creía justo, y del publicano que sí se consideraba pecador. (Lc 18, 9-14)

Francisco afirmó que el mensaje de oración contenido en esa parábola, presenta dos movimientos, uno de “subir” y otro de “bajar”.

El subir “expresa la necesidad del corazón de desprenderse de una vida plana para encontrarse con el Señor; de levantarse de las llanuras de nuestro ego para ascender hacia Dios; de recoger lo que vivimos en el valle para llevarlo ante el Señor”.

El bajar es “descender dentro de nosotros mismos: cultivar la sinceridad y la humildad de corazón, que nos permiten mirar con honestidad nuestras fragilidades y nuestra pobreza”.

Al publicano, que “se pone humildemente a distancia y que pide perdón”, el Señor lo levanta. El fariseo por el contrario, en una actitud de “soberbia espiritual”, “se exalta a sí mismo, seguro de sí mismo, convencido de que está bien: de pie, se pone a hablar con el Señor sólo de sí mismo, alabándose, enumerando todas sus buenas obras religiosas, y desprecia a los demás”.

El Papa invitó a todos a pensar si tenemos “la presunción de ser justos”, una presunción que como al fariseo lleva al desprecio del prójimo.

Una palabra que se repite demasiado: “yo”

El Papa invitó a prevenirse contra el “narcicismo y el exhibicionismo”, “que también nos lleva a nosotros los cristianos, a nosotros los sacerdotes, a nosotros los obispos, a tener siempre la palabra ‘yo’ en los labios: yo hice esto, yo escribí aquello, yo dije aquello, yo entendí aquello, etc. Donde hay demasiado yo, hay poco Dios”.

El Papa rezó la oración del Ángelus pidiendo la María Santísima su intercesión, Ella “la humilde esclava del Señor, imagen viva de lo que el Señor ama realizar, derrocando a los poderosos de sus tronos y levantando a los humildes (cf. Lc 1,52)”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas