miércoles, 17 de agosto de 2022
Gaudium news > Papa: Primero la voz de Cristo, el resto será arroyo que brota de la fuente

Papa: Primero la voz de Cristo, el resto será arroyo que brota de la fuente

En el Ángelus de ayer Francisco meditó en el evangelio de Marta y María.

Foto contexto: Gaudiumpressimages.com

Redacción (18/07/2022 16:43, Gaudium Press) Ayer, previo al rezo del Ángelus, el Papa Francisco comentó el evangelio del día en el que el Señor atiende la queja de Marta, quien decía que su hermana María la dejaba sola con el servicio, pero que recibe la luminosa respuesta de Cristo, de que María había escogido la mejor parte al estar a sus pies escuchando su palabra.

La queja de Marta no parece fuera de lugar; por el contrario, sentimos que tenemos que darle la razón”, dijo Francisco. “Y, sin embargo – continuó – Jesús le responde: ‘Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada’. Es una respuesta que sorprende – añadió el Papa – pero Jesús muchas veces vuelca nuestra forma de pensar”.

“La ‘filosofía’ de Marta – explicó – parece esta: primero el deber, después el placer. La hospitalidad, de hecho, no está hecha de bonitas palabras, sino que exige poner la mano en los fogones, ocuparse de todo lo necesario para que el huésped se sienta bien acogido. Esto, Jesús lo sabe muy bien. Y de hecho reconoce el esfuerzo de Marta”.

La intuición de María

Pero también a esta, Jesús quiere hacerle entender que “hay un orden de prioridad nuevo, diferente al que hasta ahora había seguido. María ha intuido que hay una ‘parte buena’ a la que hay que dar el primer lugar. Todo lo demás viene después, como un arroyo de agua que brota de la fuente”. Esa fuente son las palabras de Jesús.

Jesús “no es un huésped como los demás”, sino que el Maestro ha venido para donarse a sí mismo mediante su palabra”, una palabra que “toca y plasma la vida, la cambia, la libera de las opacidades del mal”, y por ello “María le da el primer lugar: se detiene y escucha. El resto vendrá después”.

“Esto no quita nada al valor del empeño práctico – dijo Francisco – pero eso no debe preceder, sino brotar de la escucha de la palabra de Jesús, debe estar animado por su Espíritu. De lo contrario, se reduce a fatigarse y agitarse por muchas cosas, a un activismo estéril”.

El Pontífice señaló, que a ejemplo de María, debemos aprovechar este tiempo de vacaciones para “ponernos en escucha de Jesús”. En este mundo agitado, hay que encontrar eso “momentos libres para meditar”. Y en la meditación, debemos dejarnos interpelar por la conciencia de si “nuestra vida” “está en línea con lo que dice Jesús”.

“En particular, preguntémonos: cuando empiezo el día, ¿me lanzo de cabeza a las cosas que tengo que hacer o busco primero la inspiración en la Palabra de Dios?”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas