miércoles, 12 de junio de 2024
Gaudium news > Para el Cardenal Zen, se persigue más a los católicos en China que antes del acuerdo con el Vaticano

Para el Cardenal Zen, se persigue más a los católicos en China que antes del acuerdo con el Vaticano

El Cardenal Zen habló con Diane Montagna sobre temas sinodales.

3

Foto: Bosco Link

Redacción (17/10/2023, Gaudium Press) El Cardenal Joseph Zen, Obispo emérito de Hong Kong y uno de los cinco purpurados firmantes de las dubia al Papa Francisco sobre el Sínodo de la sinodalidad, ha conversado con Diane Montagna quien escribe sobre este encuentro para el Catholic Herald.

La conversación con la periodista Montagna giró también en torno al Sínodo en curso.

Reiteró el purpurado lo ya expresado en una carta que envió a Cardenales y Obispos participantes, acerca de varios “problemas de procedimiento” del Sínodo, como las continuas referencias a la “conversación en el Espíritu”, algo que se toma como si fuese una especie de “fórmula mágica”.

Resaltó que “los obispos [que participan en el Sínodo] representan sólo el diez por ciento del episcopado mundial. ¿Cómo puede una proporción tan pequeña lograr el propósito original del Sínodo, como lo estableció el Papa Pablo VI, es decir, como un medio para facilitar la colegialidad episcopal?”

El purpurado chino no dejó de hacer ciertas ironías sobre algunas expresiones en boga por estos días en el marco sinodal:

“Por favor, busquen a alguien que nos explique, de una manera que nosotros, los pobres mortales, podamos entender: ¿Qué significa ‘discutir no ideas sino experiencias’? Así, la larga tradición de ‘ver y juzgar’ debería cambiarse por ‘ver y no juzgar’. ¡Pero Jesús les dijo a los Apóstoles que ‘enseñaran’!”

El sentir del pueblo: ¿Nueva fuente de revelación?

Critica también el Cardenal Zen un cierto descaso que se hace de la tradición bimilenaria de la Iglesia, en beneficio de un difuso sentir del Pueblo de Dios.

“Los animadores del Sínodo parecen reducir la Palabra de Dios al sentimiento del pueblo –es decir, a todos los bautizados, incluso a los que abandonaron la Iglesia hace mucho tiempo– y se refieren al magisterio, no de los últimos veinte siglos, no de los muchos Papas recientes, sino sólo del pontífice reinante”.

También se refirió el purpurado a la presencia de dos obispos chinos en el Sínodo.

Estos “son elegidos por el Papa entre los obispos reconocidos por el Papa como legítimos. Pero todos provienen de los obispos obedientes al gobierno, no de esos verdaderos pastores del pueblo, tanto en la Iglesia oficial como en la clandestinidad, que ahora son aún más perseguidos que antes del acuerdo secreto” entre la China y la Santa Sede.

Acerca de la continuidad del tema de las dubia presentadas por los cinco cardenales, el Cardenal Zen dijo que no se podía obligar al Papa a responder a las dudas reformuladas, pero que en un reciente pronunciamiento, por lo menos intentó “explicar a los fieles por qué [los cardenales] hallamos que las respuestas a las dubia originales no han disipado nuestras preocupaciones”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas