jueves, 08 de diciembre de 2022
Gaudium news > “Persecución del 36 en España fue la más cruel de la Historia”: Jaume Vives

“Persecución del 36 en España fue la más cruel de la Historia”: Jaume Vives

Habla el creador de la campaña de la Asociación Católica de Propagandistas que recuerda los mártires de la guerra civil.

58838 ffddsfdsfdfs

Redacción (04/11/2022 10:22, Gaudium Press) Javier Navascués publica en Infocatólica la entrevista que realizó a Jaume Vives, creador de la ya exitosa campaña realizada por la Asociación Católica de Propagandistas, que recuerda a los mártires de la guerra del 36.

Leer también: ACdP lanza campaña en España que recuerda los mártires de la Guerra Civil

La campaña que se desarrolla en más de 40 ciudades de toda España, tiene como título “España es el país donde más personas han muerto perdonando a sus verdugos”. Ese es el gran titular que se contempla em las marquesinas que se ubican hoy por toda España. A continuación la entrevista:

¿Por qué coincidiendo con la fiesta de los santos mártires de la persecución religiosa del siglo XX en España, el 6 de noviembre, han lanzado esta campaña reivindicando su figura?

Precisamente para que esta fecha no pase desapercibida, siendo de obligada memoria en la Iglesia. No es algo abstracto sino que son miles de mártires. 2053 ya están en los altares. Murieron por amor a Cristo y perdonando a sus asesinos. Es un testimonio brutal y muy reciente, aunque solo dos generaciones después algunos parecen olvidarse. No recordamos su figura por ser nostálgicos del pasado sino porque su ejemplo nos invita a crecer en el amor al Señor.

Más concretamente, ¿Cuál es objetivo último que pretenden con la campaña?

Dar a conocer su figura al que no la conozca y recordarla al que la conozca para que en nosotros crezca el deseo de seguir su ejemplo, de dar ese sí al Señor. Es un sí a Dios y una renuncia a la propia vida. Puede ser un sí de una vez y cruento o puede ser poco a poco toda la vida, con una persecución sutil y no cruenta. Los seguidores de Cristo estamos llamados a ser perseguidos, aunque no lleguemos al martirio.

¿Por qué mucha gente que no tiene fe, puede acercarse a ella, meditando sobre el heroísmo del que perdona al que quita la vida?

Porque su testimonio puede llamar a la conversión, pero también a la incomprensión y a generar más odio. Lo más natural es que los mártires despierten admiración. El Señor se sirve de estos mártires para mostrar su Gloria en la debilidad humana. Por eso es tan poderoso el testimonio de los mártires. Decía Tertuliano que la sangre de mártires es semilla de nuevos cristianos.

¿Hasta qué punto se puede afirmar con rigor que España es el país que ha dado más mártires a la Iglesia?

No hay dato científico como tal porque es muy difícil de calcular, ya que puede haber muchos más mártires de los reconocidos. En cualquier caso en la historia reciente la persecución religiosa que hubo en el 36 fue la más cruel. Más aún diría que la mayor de toda la historia. A mí no se me ocurre ahora ningún otro país en el que se puedan contar tantos mártires.

¿Es más oportuna que nunca esta campaña?

No es que ahora sea más oportuna, es que es algo que siempre es oportuno. Es algo que debiéramos recordar por lo menos todos los años. Es un legado valiosísimo que antes de esta ley los propios católicos habíamos olvidado. Tenemos muy cerca el testimonio de miles y miles de católicos que hace menos de 100 años estuvieron dispuestos a morir por Cristo. Muchos de nosotros podemos tener algunos de esos en la familia. Su testimonio puede iluminar a muchas personas. Ahora se quiere imponer un relato único y borrar esta historia reciente de nuestro país, pero por eso es muy oportuno que no nos olvidemos nunca de los mártires.

A nivel mundial, ¿qué supone que haya 360 millones de cristianos perseguidos?

Es una realidad inevitable. La Iglesia ha sido, es y será perseguida. A Cristo lo crucificaron y prácticamente todos los discípulos murieron martirizados. No es algo ajeno a la Iglesia y que haya mártires indica que la Iglesia está viva. Aunque debemos luchar por nuestra vida, tenemos que entender que estamos llamados a ser perseguidos porque el mundo odia a Jesucristo. No hay en el mundo un colectivo más perseguido y demonizado que la Iglesia Católica.

Por Javier Navascués

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas