viernes, 22 de octubre de 2021
Gaudium news > Polonia es consagrada a San José

Polonia es consagrada a San José

El Patriarca de la Sagrada Familia fue presentado como patrón de tiempos de crisis.

Redacción (13/10/2021 17:26, Gaudium Press) A través de una ceremonia celebrada en el Santuario Nacional de San José en Kalisz, el presidente de la Conferencia Episcopal Polaca (CEP), Mons. Stanislaw Gadecki, consagró el país a San José.

Patrono de tiempos de crisis

En la ceremonia estuvieron presentes el Nuncio Apostólico en el país, Mons. Salvatore Pennacchio; el Arzobispo Primado, Mons. Wojciech Polak; el obispo de Kalisz, Mons. Damian Bryl; y el custodio del santuario, Jacek Plota.

Durante su homilía, el arzobispo Stanislaw Gadecki destacó la importancia de San José como “el santo patrono de los tiempos de crisis. El fue colocado en situaciones difíciles y las enfrentó”. Luego recordó las innumerables crisis vividas en el mundo de hoy, destacando la necesidad de tener a San José como patrón.

San José protector del matrimonio y la familia

El prelado también recordó que San José es el protector del matrimonio y de la familia, ya que nos enseñó a lo largo de su vida que “el amor no es solo un sentimiento o un breve momento, sino una decisión que dura toda la vida. Solo ser un regalo desinteresado para el otro puede dar a cualquiera una sensación de logro y felicidad”.

Pero el matrimonio católico como comunidad de vida y amor no se trata solo de sentir la propia felicidad, sino también de compartirla con los demás. Ésta es su dimensión misionera, que significa estar dispuesto a convertirse en agente de la bendición y la gracia de Dios para todos. De hecho, todos los esposos cristianos participan en la misión de la Iglesia”, añadió.

San José protector de la vida y los trabajadores

El presidente del CEP también trató a San José con su título de protector de la vida y de quienes trabajan y buscan empleo. En el primer caso, lamentó la creciente resistencia contra el derecho a la vida en Polonia y en todo el mundo. Sobre el segundo título, aseguró que “el buen trabajo se convierte en bondad, misericordia, responsabilidad, perfección, uno de los principales componentes de una actitud religiosa. El trabajo se convierte en una respuesta a todo tipo de vocación humana, una respuesta a la llamada de Dios ”.

Finalmente, recitó la siguiente oración: “Oh buen José, tan atento a la voz de Dios y al cumplimiento de su voluntad, ayúdanos a reconocer los signos de los tiempos y a involucrarnos en la transformación de nuestro mundo”. “Protege nuestra patria para que podamos cuidar responsablemente de su desarrollo. Muéstranos cómo ser fieles a nuestras promesas bautismales y cómo ser sensibles a los sufrimientos y necesidades de nuestros hermanos y hermanas”. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas