jueves, 21 de enero de 2021
Gaudium news > ¿Por qué el gobierno chino arrestó a dos monjas de la misión vaticana en Hong Kong?

¿Por qué el gobierno chino arrestó a dos monjas de la misión vaticana en Hong Kong?

Algunos afirman que está queriendo influir en la elección del próximo obispo de la ciudad.

Cardenal Tong, en el Vaticano

Hong Kong (05/01/2021 11:22, Gaudium Press) En hechos que solo están siendo divulgados hasta ahora, informa la agencia Reuters  que dos religiosas que trabajan en la misión oficiosa del Vaticano en Hong Kong, fueron arrestadas en mayo cuando visitaban su casa en la provincia Hebei, en la China continental.

Las hermanas, de alrededor de 40 años, permanecieron detenidas en dependencias estatales durante tres semanas antes de ser puestas en arresto domiciliario, sin ningún tipo de acusación. Un clérigo afirmó que las dos religiosas no pueden abandonar el continente, es decir, no pueden regresar a Hong Kong, lo que equivale a prisioneras en el domicilio y prisioneras en el continente.

Hecho inusual

Detención de religiosas es algo que no ocurre con frecuencia en la China, a pesar del acoso constante que las autoridades ejercen sobre la Iglesia allá. Entonces, surgen las preguntas del porqué de la detención de las monjas.

Algunos clérigos afirman que puede ser una señal de que el gobierno Chino quiere el cierre de esa misión en Hong Kong. Como se recordará, el Vaticano no mantiene relaciones diplomáticas con la China, pero tenía esta misión con lo que hasta hace unos años era un territorio dependiente de Gran Bretaña, y ahora es un “región administrativa especial” de la China, supuestamente con un sistema diferente del chino, pero donde el régimen de Beijing cada vez impone más su ley.

Otros sugieren que la detención de las religiosas es una forma de querer influir en el nombramiento del próximo obispo coadjutor de Hong Kong. El anterior obispo murió hace dos años, y actualmente la diócesis es gobernada por un obispo emérito, el Cardenal John Tong, quien ha pedido a los sacerdotes no hacer sermones con carga política.

Desde hace dos años vigora un acuerdo entre el Vaticano y la China, secreto. Pero a pesar de no conocerse oficialmente los términos de este acuerdo, diversas voces indican que da la posibilidad de una decisiva intervención del gobierno chino en la escogencia de obispos (algunos llegan a afirmar que tras el acuerdo la terna entre la que se escoge un nuevo obispo es dada por el gobierno, y que el Papa simplemente designa uno de esos tres). Esta potestad que da el acuerdo Sino-Vaticano no vigoraría para Hong Kong, pero el gobierno estaría queriendo hacerla extensiva.

Habla el Cardenal Zen

Estamos en el fondo del pozo, ya no hay libertad de expresión”, dijo a Reuters el también obispo emérito de Hong Kong, Cardenal Joseph Zen. “Todas estas cosas son normales en China continental. Nos estamos volviendo como cualquier otra ciudad de China”.

Ninguno de los demás líderes de la Iglesia que Reuters quiso entrevistar en Hong Kong sobre la materia quiso ser identificado. Eso lo halló comprensible el Cardenal Zen: “Por cualquier palabra que diga” las autoridades “pueden decir que está infringiendo la Ley de Seguridad Nacional”.

En cualquier caso, Hong Kong sigue siendo un problema para el autoritario gobierno chino. Es cierto que éste avanza en el objetivo de acabar con las libertades allí existentes, pero la reacción es fuerte, y la comunidad internacional sigue atenta.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas