viernes, 12 de agosto de 2022
Gaudium news > ¿Qué es el Perdón de Asís? ¿Cómo se obtiene? La bella historia de su origen

¿Qué es el Perdón de Asís? ¿Cómo se obtiene? La bella historia de su origen

Quienes los 1 y 2 de agosto vayan a la Porciúncula en Asís o a una iglesia franciscana pueden obtener la indulgencia plenaria.

Redacción (01/08/2022 11:38, Gaudium Press) Quienes los 1 y 2 de agosto vayan a la iglesia de la Porciúncula en Asís o a una iglesia franciscana pueden obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de la pena temporal por nuestras faltas.

Una noche del año 1216, el seráfico padre San Francisco le hizo directamente a Jesucristo esta petición, que no dejaba de ser osada: “Ruego que todos aquellos que, arrepentidos y confesados, vengan a visitar esta iglesia, obtengan un amplio y generoso perdón, con una completa remisión de todos los pecados”.

Jesucristo le concedió ese deseo, y San Francisco fue a comunicárselo al papa Honorio III, que había sido electo recientemente. Temiendo que el Papa no se lo otorgase, San Francisco rezó a los ángeles, quienes intercedieron moviendo la voluntad del Pontífice.

Historia previa

Pero la Historia previa al perdón es maravillosa.

Se encontraba San Francisco en oración en una celdilla, haciendo oración. Entonces Dios permite al demonio que lo atormente fuertemente con tentaciones de lujuria.

San Francisco, se disciplina con una cuerda, mientras dice “Ea, hermano asno [refiriéndose a su cuerpo] te corresponde estar así, aguantar los azotes. La túnica es la religión, y no es lícito robarla”. Pero las tentaciones continúan, y decidido a desviar sus pensamientos del objeto de la tentación, se lanza sobre una zarza que estaba alrededor de su celda.

Ocurrió entonces que la zarza se transformó en un rosal sin espinas, y entonces aparecen dos ángeles que lo conducen a la capilla de Santa María de la Porciúncula, en Asís. Ya ahí, levanta su mirada, y ve a Jesucristo con su Madre y muchos ángeles. Entonces el Señor le dice: “Francisco pide lo que quieras para la salvación de los hombres”. Y San Francisco le hace el pedido, del cual hoy todos somos beneficiarios.

Para obtener la indulgencia plenaria es preciso cumplir las condiciones de toda indulgencia de este tipo, es decir, oración por las intenciones del Romano Pontífice, confesión, al menos en la octava de la fiesta, comunión, y asistencia a una iglesia franciscana.

Para seguir la transmisión en directo de las ceremonias desde la Basílica de la Porciúncula en Italia, hacer clic aquí.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas