lunes, 08 de marzo de 2021
Gaudium news > Sacerdote herido en explosión de edificio en Madrid fallece

Sacerdote herido en explosión de edificio en Madrid fallece

La víctima de la explosión tenía 7 meses de ordenado. Dijo en una homilía reciente: “La felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino en entregarse a los demás”.

Madrid (21/01/2021 10:14, Gaudium Press) Ayer miércoles 20/01, una fuerte explosión en la calle Toledo, en el centro de Madrid, provocó la muerte de cuatro personas, diez heridos y la destrucción de los últimos cuatro pisos del edificio.

Entre las víctimas fatales se encuentra un sacerdote, el padre Rubén Pérez Ayala, de 35 años, recién ordenado.

Según la policía, la explosión fue causada por una fuga de gas que ocurrió durante los controles de rutina en la caldera y el sistema de calefacción del edificio. Uno de los trabajadores murió.

El Papa env sentimientos de pésame y cercanía a las víctimas y sus familiares

En un telegrama, el Papa “expresa su cercanía y cariño en estos tiempos difíciles” al cardenal Arzobispo de Madrid, al clero ya todos los hijos del querido pueblo español.

Francisco dirige su oración al Señor y confía de manera especial “a su misericordia el eterno descanso de las víctimas, así como de los heridos y sus familias”.

El Pontífice invoca también la intercesión materna de Nuestra Señora de la Almudena y “concede de corazón la bendición apostólica reconfortante como signo de esperanza cristiana en el Señor Resucitado”.

La víctima de la explosión tenía 7 meses de ordenado y dijo en una homilía reciente: “La felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino en entregarse a los demás”.

En el edificio estaba el centro de acogida de Caritas, los salones parroquiales

El edificio semidestruido alberga el Centro Parroquial de la iglesia de la Virgen de la Paloma, situado justo detrás del lugar del accidente.

El edificio albergaba oficinas, un centro de acogida de Caritas, salas de reuniones y tres apartamentos para sacerdotes.

Los sacerdotes que estaban e servicio en la parroquia no fueron víctimas. Tampoco hubo víctimas entre los ancianos del asilo Los Nogales y entre los niños de una escuela cercana al edificio.

El Cardenal Arzobispo de Madrid acudió al lugar de la explosión, estuvo con los fieles y rezó por las víctimas. En un tuit escribió:

Tengo algunos fieles cerca de la Parroquia La Paloma, donde hubo una fuerte explosión. Rezo por la comunidad cristiana en este momento difícil y rezo por las víctimas ”.

La felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino en entregarse a los demás”, dijo el sacerdote fallecido en una homilía.

El padre Rubén Pérez Ayala, de 35 años, vivía en el edificio semidestruido.

El sacerdote, que había sido ordenado el pasado mes de junio, aún pudo salir del edificio por sus propios pies, sin embargo, no pudo resistir las heridas que recibió y acabó muriendo de madrugada en un hospital de Madrid.

El hermano del sacerdote, Pablo Ayala, quien también es sacerdote diocesano, le administró el Sacramento de la Unción de los Enfermos.

Ordenado sacerdote hace apenas siete meses por el arzobispo de Madrid, el padre Rubén Pérez dijo en una entrevista, publicada en la web diocesana, que “la felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino en entregarse a los demás”.

La parroquia “Virgen de la Paloma” fue su primera misión sacerdotal.

En junio, celebrando su primera misa, el P. Pérez invitó a los fieles a “mirar al Señor, a confiar en Él”, que es “nuestra alegría y nuestra paz”. (JSG)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas