miércoles, 28 de febrero de 2024
Gaudium news > San Evaristo, Papa y Mártir

San Evaristo, Papa y Mártir

Este Santo fue el quinto Papa de la Iglesia Católica en recibir, como sus predecesores, la corona del martirio.

Santo Evaristo Papa e Martir 700x394 1

Redacción (26/10/2022 15:44, Gaudium Press) Judío griego de nacimiento, Evaristo fue educado por su padre en la doctrina y los principios judíos, manifestando desde su más tierna infancia buenas disposiciones a través de la virtud y las letras. Convertido al cristianismo, se hizo sacerdote y marchó a Roma, donde destacó por su santidad.

Conocido por encender el fervor y la devoción en el corazón de los fieles, por sus ejemplos de virtud y caridad cristiana, San Evaristo fue elegido para suceder a San Clemente en el trono pontificio. A pesar de su resistencia a asumir el cargo de cabeza de la Iglesia Católica, acabó siendo consagrado Papa en el año 101.

Lucha contra la herejía

Después de convertirse en Sumo Pontífice, se esforzó por remediar las necesidades de la Santa Iglesia, que sufría una gran persecución, en un momento en que la herejía intentaba invadir el territorio sagrado de la santa doctrina. El espíritu de las tinieblas utilizó todos los artificios para derramar el veneno de sus errores entre los fieles. Sin embargo, San Evaristo logró conservar la pureza de la Fe entre los fieles de Roma.

Además de luchar contra la herejía, también trabajó para mejorar la disciplina eclesiástica, a través de normas y decretos, incluida la división de Roma en parroquias, que fueron confiadas a los sacerdotes. Mediante un decreto, el Sumo Pontífice también definió que el sacramento del matrimonio debe ser celebrado públicamente por un sacerdote.

Martirio de San Evaristo

Las iglesias de la época eran oratorios en casas particulares, donde se reunían los cristianos para escuchar la Palabra de Dios y asistir a la celebración de los misterios divinos. Se colocaban cruces en las puertas de estos oratorios como una forma de distinguirlos de los lugares públicos profanos, que se distinguían por las estatuas de los emperadores.

Su celo infatigable y su admirable labor apostólica, hicieron crecer vigorosamente el número de fieles, lo que provocó gran descontento entre los enemigos de Cristo. Como una forma de evitar este crecimiento, los paganos decidieron encarcelar a San Evaristo en una prisión, donde después de un juicio, fue condenado a muerte por ser el líder de los cristianos. Su martirio tuvo lugar el 26 de octubre del año 107.

Oración a San Evaristo

Oh Dios, que concediste al Papa San Evaristo la gracia del Magisterio Romano, concédenos que, por su intercesión, seamos siempre fieles al Papa y a los Obispos unidos a él. Por Cristo nuestro Señor. Amén. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas