lunes, 17 de enero de 2022
Gaudium news > San Leonardo de Porto Mauricio, tal vez el más grande predicador de Italia

San Leonardo de Porto Mauricio, tal vez el más grande predicador de Italia

Aunque estudió con jesuitas, se hizo franciscano.

Redacción (26/11/2021 08:31, Gaudium Press) San Leonardo de Puerto Mauricio, nace ahí, en Puerto Mauricio – Italia, en 1676.

Y aunque estudió con los jesuitas de Roma, entró fue a los franciscanos.

Fue uno de los mayores predicadores de su país de todos los tiempos.

Superior del monasterio de Florencia, era exigente en el cumplimiento de la regla de vida comunitaria. Ese monasterio brilló por el fervor.

Fue el gran propulsor del rezo del Viacrucis, que siempre recomendó. Cuando visitaba parroquias para predicar, siempre dejaba en ellas instalado el Viacrucis, lo que hizo en 571 parroquias. Él fue quien erigió un Viacrucis en el Coliseo de Roma, el lugar donde más hubo imitadores del martirio de Cristo. También fue esforzado en propagar la devoción al Corazón de Jesús y al Corazón de María.

Los frutos después de sus predicaciones eran más que visibles. Decía uno de los párrocos visitados: “Bendita sea la hora en que se me ocurrió llamar al Padre Leonardo a predicar en mi parroquia. Sólo Dios sabe el gran bien que ha hecho aquí. Su predicación llega al fondo de los corazones. Desde que él está predicando no dan abasto todos los confesores de la región para confesar los pecadores arrepentidos”.

Sabía el sacerdote que la clave del éxito en el apostolado está en la vida interior, y por eso fundó una casa en solitarias montañas para que los religiosos fueran allá a retirarse, en régimen de silencio y oración. El propio santo daba ejemplo yendo allá con cierta regularidad. Él decía: “Hasta ahora he estado predicando a otros. En estos días tengo que predicarle a Leonardo”.

Después de 43 años recorriendo Italia en misiones, un día que tuvo que viajar a pie en pleno invierno, regresando a Roma, cayó enfermo y murió, en 1751.

“Deseo morir en misión con la espada en la mano contra el infierno”, había escrito años antes, en uno de sus Propósitos. Dios le concedió cumplir su deseo.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas