sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Santa Sede renueva acuerdo con China sobre nombramiento de obispos

Santa Sede renueva acuerdo con China sobre nombramiento de obispos

Santa Sede y la República Popular China renovaron, por otros dos años, el acuerdo bilateral provisional que detalla el nombramiento de obispos en el gigante asiático.

Prorrogado Acordo Provisorio entre o Vaticano e China comunista fotoFlikrNicolasRaymond

Redacción (24/10/2022 12:06, Gaudium Press) El pasado sábado, la Santa Sede y la República Popular China renovaron el acuerdo provisional sobre el nombramiento de los obispos chinos.

El anuncio lo hizo la Oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado sábado 22 de octubre. El acuerdo firmado el 22 de septiembre de 2018 y renovado por primera vez el 22 de octubre de 2020, fue renovado nuevamente por un período de dos años.

La Santa Sede y la República Popular China, tras las debidas consultas y evaluaciones, han acordado prorrogar la vigencia del Acuerdo Provisorio sobre el nombramiento de Obispos por dos años más”, explica el comunicado oficial.

La Parte del Vaticano tiene la intención de continuar un diálogo respetuoso y constructivo con la Parte China, para una implementación fructífera del Acuerdo antes mencionado y para el mayor desarrollo de las relaciones bilaterales, con miras a promover la misión de la Iglesia Católica y el bien del pueblo chino”, concluye el documento vaticano.

¿En qué consiste el Acuerdo Sino-Vaticano?

La Santa Sede y el gobierno chino rompieron relaciones diplomáticas en 1951, dos años después de que el líder comunista Mao Zedong asumiera el poder en el país.

Con la ruptura, China creó su propia Iglesia Católica, arrojando a la clandestinidad a todos los clérigos y laicos que permanecieron fieles a la Iglesia Romana.

El 22 de septiembre de 2018 se reanudaron lazos diplomáticos. En Pekín, el subsecretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, Antonio Camilleri, y el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Chao, firmaron el acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos en China.

Con la firma del acuerdo, el Vaticano reconoció oficialmente a siete obispos chinos ordenados por el régimen: José Guo Jincai, José Huang Bingzhang, Paulo Lei Shiyin, José iu Xinhong, José Ma Yinglin, Giuseppe Yue Fusheng y Vincenzo Zhan Silu.

Tras la firma del acuerdo provisional, la Santa Sede y el régimen comunista chino comenzaron a nombrar conjuntamente a los obispos de las diócesis chinas, aunque por el carácter secreto del acuerdo, no se conocen los detalles de cómo se da esto.

Críticas al Acuerdo

El acuerdo pronto suscitó muchas críticas tanto de autoridades eclesiásticas como civiles. El Secretario de Estado de EE. UU. declaró que el acuerdo no protegería a los católicos de China de la persecución inhumana de las autoridades chinas y pidió al Vaticano que luche contra las violaciones de derechos humanos en China.

El cardenal chino Joseph Zen Ze-kiun, obispo emérito de Hong Kong, es uno de los principales críticos del acuerdo entre figuras eclesiásticas.

El cardenal Zen es un firme opositor al régimen chino y denuncia los abusos cometidos por las autoridades chinas contra los derechos humanos en el país.

El purpurado consideró el acuerdo como una traición a los católicos que se habían mantenido fieles a Roma durante tantos años y que eran perseguidos por el Partido Comunista Chino.

El padre Bernardo Cervellera explicó que muchos católicos fieles que aún se mantienen en la Iglesia “clandestina” o “subterránea”, siguen siendo obligados a afiliarse a la Asociación Católica Patriótica China, gestionada por el gobierno, incluso después de la firma del acuerdo.

También está el caso del obispo Guo Xijin, obispo de Mindong que estaba en plena comunión con el Vaticano, pero que no fue reconocido por el gobierno chino.

Para favorecer el buen desarrollo del acuerdo, el obispo Guo Xijin, un obispo “clandestino”, aceptó convertirse en obispo auxiliar del obispo Zhan Silu, reconocido por el gobierno.

Sin embargo, el padre Cervellera, especialista de la Iglesia en China, denunció una persecución interna contra Mons. Xijin, por no estar registrado en la asociación patriótica. Su ministerio fue considerado “ilegal” por las autoridades del país.

Cardeal Zen e solto apos pagamento de fianca 700x469 1

Cardenal Zen – Foto: Alfredoko – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, en Wikimedia Commons

El Caso del Cardenal Zen: Opositor al Acuerdo

El Cardenal Zen provocó una gran polémica al levantar sospechas de que el Papa Francisco había sido manipulado para firmar el acuerdo. El cardenal Zen también afirmó que los Pontífices anteriores nunca habrían cedido a un acuerdo simplista con el régimen chino.

Hablando sobre el Partido Comunista Chino, el cardenal Zen afirmó que “quieren una rendición total. Esto es el comunismo” y declaró además que uno no debe comprometerse con los comunistas.

El cardenal Re escribió, en febrero de 2020, una carta abierta negando las afirmaciones del cardenal Zen y afirmando que ambos pontífices, antes que Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI, coincidían en la idea de estrechar lazos con China.

El cardenal Re explicó que el acuerdo comenzó a prepararse durante el pontificado de Benedicto XVI, pero que recién se firmó en 2018, bajo el pontificado de Francisco.

El cardenal Re habría afirmado que el Papa Benedicto XVI firmó el borrador del acuerdo durante la fase de preparación. Por su parte, el cardenal chino retó al cardenal Re, también en una carta abierta, a mostrar el borrador firmado por Benedicto XVI.

El Acuerdo no es el “punto de llegada”

En julio de 2022, el Papa Francisco esperaba que se renovara el acuerdo provisional. Según él, el acuerdo es bueno, aunque avance lentamente. El Papa se refirió a la Östpolitik, que consideró un “martirio de la paciencia”.

El Papa dijo: “Ante una situación cerrada, es necesario buscar lo posible, no lo ideal. La diplomacia es el arte de lo posible y de hacer real lo posible”.

El cardenal Luis Antonio Tagle, del Dicasterio para la Evangelización de los Pueblos, declaró que el acuerdo no es “la solución a todos los problemas” y reconoció que muchos fieles no están de acuerdo con la iniciativa.

Sin embargo, el acuerdo permite que muchos fieles estén en comunión con la Iglesia romana, dijo el cardenal Tagle, filipino con orígenes chinos.

El cardenal Tagle afirmó igualmente que el acuerdo sobre el nombramiento de obispos no es el punto de llegada y que “el camino aún es largo”.

En una reciente entrevista con Vatican News, el cardenal filipino aseguró que la Santa Sede reconoce que a veces “presiones e injerencias indebidas” pueden causar sufrimiento en las comunidades católicas.

Los frutos del acuerdo, cuatro años después

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, explicó que la intención del acuerdo es proporcionar al pueblo católico de China pastores dignos y capaces de ejercer el ministerio.

El cardenal Parolin dijo, en una entrevista con el Osservatore Romano, que en los últimos cuatro años del acuerdo provisional se pueden celebrar tres frutos principales.

En primer lugar, la comunión de todos los actuales obispos de China con la Santa Sede. En segundo lugar, la ordenación de seis nuevos obispos, tras la firma del acuerdo y, por último, el reconocimiento hecho por el gobierno de los obispos fieles a Roma, llamados de “clandestinos”. (FM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas