miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Se niega el regreso a Bielorrusia al Arzobispo de Minsk: Hay la posibilidad de “guerra civil”, afirma

Se niega el regreso a Bielorrusia al Arzobispo de Minsk: Hay la posibilidad de “guerra civil”, afirma

El gobierno de Bielorrusia ha impedido ayer el regreso al Arzobispo de Minsk a su país, en un capítulo más de la escalada que puede conducir a ese país a la guerra civil.

Mons Kondrusiewicz

Mons. Kondrusiewicz

Redacción (31/08/2020 14:48, Gaudium Press) El gobierno de Bielorrusia ha impedido ayer el regreso al Arzobispo de Minsk a su país, en un capítulo más de la escalada que puede conducir a ese país a la guerra civil.

Simplemente se le dijo que no podía entrar

En declaraciones ofrecidas a la Agencia de Católica de Información polaca KAI, Mons. Tadesz Kondrusiewicz declaró que “regresando a Minsk, no se me permitió cruzar la frontera Buznica-Bialystok”.

Ninguna explicación me fue ofrecida, aunque yo soy ciudadano de Bielorrusia. Solo me fue dicho que estaba prohibido de entrar a Bielorrusia, nada más”, dijo. El Arzobispo es bielorruso de familia de origen polaca.

El Arzobispo Kondrusiewicz, que tiene 74 años, había publicado una carta pastoral – leída en las iglesias del país – en la que decía que su país estaba “espiritualmente enfermo”, y que había dispuesto que una estatua de San Miguel Arcángel recorriera las 4 diócesis para atraer bendiciones y que se solucionasen los conflictos.

Uno puede escuchar que la amenaza de una guerra civil se está volviendo real”

La difícil situación económica es profundamente alarmante y nos amenaza el aislamiento internacional, mientras aumenta el cisma de la sociedad. … Cada vez más, uno puede escuchar que la amenaza de una guerra civil se está volviendo real, algo que ninguno de nosotros imaginaba hace unos meses”, expresaba el Arzobispo de Minsk en su carta pastoral. Desde las elecciones del pasado 9 de agosto, en la que sospechosamente Alexander Lukashenko ganó por 6ta. vez consecutiva con 80% del electorado, las protestas se han sucedido, con la consecuente detención de manifestantes.

“Esta crisis es una consecuencia inevitable del pecado de ilegalidad. Por tanto, es necesario confesar el pecado personal y colectivo y arrepentirse, para poder cambiar nuestras vidas. Debe prevalecer la verdad en lugar de la mentira, el bien en lugar del mal, el amor en lugar del odio, el perdón en lugar de la condenación, la unidad en lugar de las divisiones perniciosas”, continuaba.

Reprimir a manifestantes pacíficos es grave pecado

Acerca de la represión a los manifestantes, que protestan por las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, Mons. Kondrusiewicz había dicho el pasado 14 que “la golpiza a manifestantes pacíficos que quieren conocer la verdad, su trato cruel y detención inhumana, es un grave pecado en la conciencia de quienes dan órdenes criminales y cometen violencia”.

El Arzobispo también había protestado porque el día 26 de agosto policías antidisturbios impidieron el ingreso de personas a la iglesia de los Santos Simón y Helena: “De acuerdo con la constitución de la República de Bielorrusia, las personas tienen derecho a rezar entrando y saliendo libremente de la iglesia sin obstáculos. Bloquear las salidas del santuario y crear obstáculos a la libre entrada y salida de personas es una grave violación de los derechos de los creyentes y la libertad de religión ”, dijo en la ocasión.

Leer también: Putin amenaza con enviar ‘policía’ a Bielorrusia. Arzobispo de Minsk protesta por bloqueo de Iglesia

Ese día personas que protestaban en la plaza buscaron refugio en el templo, pero las puertas de este santuario habían sido bloqueadas por la policía y así permanecieron por 40 minutos. Alrededor de 140 manifestantes fueron arrestados en la Plaza de la Independencia, que da a la iglesia de los Santo Simón y Helena.

Con información de CNS

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas