miércoles, 12 de junio de 2024
Gaudium news > Se vuelve a dorar la imagen de Notre Dame de la Garde, en Francia

Se vuelve a dorar la imagen de Notre Dame de la Garde, en Francia

La imagen dorada vela sobre todo Marsella. Ella debe dorarse cada 30 años.

6 5

Foto: Wikipedia

Redacción (16/05/2024, Gaudium Press) La Basílica de Notre-Dame de la Garde, en Marsella, Francia, es conocida también como la iglesia de la ‘Buena Madre’. Vigilando sobre la ciudad costera, la más poblada de Francia después de París, la basílica es famosa entre otras razones por la imagen dorada colocada sobre su torreón.

Solo que ella, que debe en buena medida su atracción al hecho de ser dorada, debe ser retocada cada 30 años, y por estos días llegó esa hora.

Cada 30 años aproximadamente, es necesario volver a dorar la estatua, y esta vez recae sobre nosotros… ¡pero es un buen momento!”: Para el cardenal Jean-Marc Aveline, arzobispo de Marsella, tener que pagar más de dos millones de euros no es un problema, sino más bien una fuente de gracia.

El purpurado presentó hace dos días el plan de trabajo al respecto, que básicamente consiste en volver a dorar la estatua de Notre-Dame de la Garde, dañada por el viento, el agua salada y la contaminación.

El arquitecto responsable del proyecto, Xavier David, cuenta esta anécdota: “El célebre arquitecto Eugène Viollet-le-Duc [ndr. Creador de la famosa aguja de Notre Dame de París] confió en su momento que, según él, la estatua de Notre Dame de la Garde no resistiría los agentes atmosféricos de Marsella. Afortunadamente, se equivocó: 150 años después, ¡ella sigue ahí! ¿Es este un milagro de Marsella? ¡Depende de nosotros mantenerlo, para que este milagro dure todavía mucho tiempo!”

Gracias a los avances tecnológicos y, en particular, a la nueva protección anticorrosión del cobre, el pan de oro que hará brillar la estatua de la Virgen María deberá durar más de los 30 años habituales. También se consolidará la estructura metálica de la estatua y se restaurarán los ángeles que adornan la terraza del campanario y las piedras de revestimiento.

Como afirmó el rector de la Basílica, el Padre Olivier Spinosa, “la Buena Madre, ayer y hasta hoy, cuenta con el buen corazón y la lealtad de sus hijos marselleses. Así, su belleza seguirá irradiándose a lo lejos gracias a cada hoja de oro”. La campaña de donación está abierta y deberá cubrir la totalidad del proyecto.

La Basílica, situada en las alturas de Marsella, es muy popular entre los residentes, que acuden en gran número para dejar una intención de oración y encender una vela, o simplemente para admirar la vista de la ciudad de Marsella y su antiguo puerto. La iglesia permanecerá abierta mientras duren las obras, que se espera que finalicen en junio de 2025.

Con información de Vatican News.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas