sábado, 01 de octubre de 2022
Gaudium news > Sínodos y cuando la ‘voz del pueblo’ son los “propios pájaros en la cabeza”: Obispo de Córdoba

Sínodos y cuando la ‘voz del pueblo’ son los “propios pájaros en la cabeza”: Obispo de Córdoba

Mons. Demetrio Fernández ofrece reglas de discernimiento para ver cuando habla realmente el Espíritu Santo.

Foto: Obispado de Córdoba

Redacción (29/07/2022 14:56, Gaudium Press) Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba en España, ha publicado ayer una de sus cartas pastorales semanales – ahora para su feligresía en tiempos veraniegos – sobre los sínodos y las asambleas, en la que da normas para discernir cuando es que verdaderamente el Espíritu Santo quien habla a través de su pueblo, para no confundir la voz del Paráclito con los “propios pájaros en la cabeza” de las gentes.

Esto, “porque el demonio es un especialista para camuflarse en ángel de luz y hacernos pasar por evangélico y de Dios lo que viene del egoísmo, destruye y mata”.

Palabra de Dios, Santos, Tradición

Entre los criterios de discernimiento para ver cuando es que habla verdaderamente Dios, Mons. Fernández coloca primero la Palabra de Dios, que debe ser escuchada “en la oración, en el silencio, en la contemplación”: “Si los sínodos y asambleas nos llevan más a la oración, al trato con Dios, a abrir nuestro corazón a su Palabra y a su voluntad, a convertir nuestra vida a él, bendito sea”.

El segundo criterio es la Tradición, “lo que en todas partes y siempre ha vivido la Iglesia a lo largo de los siglos”: “La Iglesia y la misión que Cristo le ha encomendado no la vamos a inventar nosotros ahora. La Iglesia nos viene dada como un regalo del Corazón de Cristo. La Iglesia es la Esposa amada, por la que Cristo ha dado la vida para purificarla mediante el baño del agua y la palabra para presentársela ante sí sin mancha ni arruga ni nada semejante (cf Ef 5)”.

De la Tradición son portavoces puros los santos: “Acudir a los santos, conocer sus biografías, su historia trenzada del amor de Dios y de la infinidad de pecados humanos, propios y ajenos”; es eso “lo que vitaliza hoy a la Iglesia en sus asambleas y en sus sínodos. Si de cada asamblea no sacamos la conclusión de que estamos llamados a la santidad, y merece la pena gastar la vida en esa empresa, los sínodos y las asambleas serán estériles”.

Magisterio

La Tradición también está expresada en el magisterio bimilenario de la Iglesia, que es “la continuidad del caudal de doctrina que los siglos han ido acumulando para la salvación del mundo y de los hombres de nuestro tiempo. Salirse de ese surco es errático, es condenarse a la esterilidad”. Por ejemplo, se sale de ese caudal quien propone el sacerdocio femenino, el que propone el uso de anticonceptivos directos, o bendiciones de uniones del mismo sexo.

“Los sínodos y asambleas no están para contradecir lo que el Espíritu dice a su Iglesia, como si la Iglesia fuera un parlamento civil, que cambia las leyes a demanda de los votantes”. Aprovecha el Obispo de Córdoba para lanzar una ‘puya’ contra el Camino sinodal alemán, y otros lugares donde han surgido “propuestas erráticas” “porque no vienen del Espíritu”, propuestas algunas que han sido rechazadas en ciertas plazas, pero que en otras “han sido inmediatamente incluidas en los documentos conclusivos, faltando al más elemental de los discernimientos”.

“Sínodos y asambleas. Que Dios nos asista en estos momentos de turbulencias en la sociedad y también en la Iglesia. ‘Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre; no os dejéis arrastrar por doctrinas extrañas’ (Hbr 13,8-9)”, concluye el prelado.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas