domingo, 19 de septiembre de 2021
Gaudium news > Tweets del Cardenal Cupich en posesión de Biden: ¿Confrontación con los otros obispos americanos?

Tweets del Cardenal Cupich en posesión de Biden: ¿Confrontación con los otros obispos americanos?

La editora del National Catholic Register indagó por las repercusiones e implicaciones que tienen los 4 tweets del purpurado.

Washington (03/02/2021 15:11, Gaudium Press) Aún se sienten las ondas del ‘terremoto’ fruto de cuatro tweets, emitidos por el Cardenal Arzobispo de Chicago, Mons. Blase Cupich, el día de la posesión de Joe Biden como presidente de los EE.UU.

Como notició Gaudium Press en su momento, el purpurado americano emitió por Twitter cuatro comunicaciones en las que criticaba el mensaje emitido por la Conferencia Episcopal americana con ocasión de la ascensión de Biden al poder.

Llamaba el Cardenal Cupich a ese comunicado de desafortunado (ill-considered), decía – entre otras cosas – que no tenía precedente que se criticase a un presidente iniciando gobierno, que ese comunicado no había sido elaborado siguiendo un cauce normal y que evidenciaba, en su elaboración, “fallos institucionales”, a los que él esperaba dar su contribución para solucionarlos.

Se siguen analizando las entrelíneas, bastidores y ecos de los tweets

En reportaje de Joan Frawley Desmond, del National Catholic Register, aparecido hoy, se recogen algunas apreciaciones sobre esa intervención del Cardenal Cupich, y sus derivaciones.

Él está fuera de la corriente principal”, manifestó Russel Shaw, antiguo portavoz de la conferencia episcopal americana, quien agregó que aunque haya obispos que compartan sus sentimientos de reforma de la conferencia episcopal, cree que ningún considera que él deba compartir esos sentimientos con el público.

Eso sugiere frustración, tal vez, o un tipo de punto ciego, afirmó Shaw.

En sentido diverso, Kate Ward, profesora de teología en la Universidad de Marquette, y conocida del Cardenal, manifestó que “el lenguaje de ‘prioridad preeminente’, que el arzobispo Gómez [en el comunicado de la Conferencia para la posesión de Biden] usa para describir el aborto, no es el lenguaje de la teología moral o el pensamiento social católico”. “Si él está diciendo que aquí es donde la Conferencia Episcopal americana ha elegido enfocar sus esfuerzos, es su derecho, pero me gustaría que hubiera considerado que la gente puede leer esta declaración como una síntesis de los puntos de vista de la Iglesia Católica”.

Decir que focalizar el combate al infanticidio con rasgos de genocidio como prioritario, no es lenguaje de teología moral o pensamiento social católico, es una opinión muy discutible de Ward. Por lo demás, el comunicado de Mons. Gómez no se presentaba como un resumen de catecismo, sino como un comunicado relativo al hecho que ocurría en ese momento, la ascensión de un presidente que se dice católico, con quien los obispos auguraban colaborar en puntos afines, pero a quien advertían que la misión de la Iglesia es defender su doctrina a tiempo y a destiempo, incluyendo la defensa de la vida por nacer.

El liderazgo al interior de una conferencia episcopal

Acerca del liderazgo al interior de la Conferencia Episcopal americana, Joan Frawley Desmond recoge las palabras de Mons. Thomas Daly, Obispo de Spokane, la diócesis anterior del Cardenal Cupich antes de ocupar la sede de Chicago. Mons. Daly es director del Comité de Educación del episcopado.

“El verdadero liderazgo hace sentir su presencia a través de la práctica de la humildad”, dijo el obispo Daly al Register.

“La humildad conduce a la gratitud, especialmente a Dios por sus muchas bendiciones, incluida la de ser un pastor de su pueblo. Cuando uno es humilde y agradecido, es generoso. Y la generosidad de corazón requiere sacrificio”.

“Lo que más importa a los obispos es el compromiso de enseñar lo que cree la Iglesia, especialmente sobre las verdades de nuestra fe”, manifestó Mons. Daly, quien recordó ejemplos que lo conmovieron, como el Cardenal Francis George, inmediato predecesor del Cardenal Cupich en la sede de Chicago, “un hombre que no temía decir la verdad, que me impactó como un hombre de profunda oración y bondad, y un verdadero pastor, cuyas acciones reflejaban una profunda sabiduría”.

Un asunto que será espinoso

El tema es complejo, pues la administración Biden apenas comienza, y sus acciones en contra de la enseñanza de la Iglesia al parecer también, por lo que el deber aclaratorio de los obispos se puede ir tornando cada vez más apremiante.

Por eso, un prelado como el Arzobispo de Kansas City, Mons. Joseph Naumann, señaló en la homilía de la reciente vigilia para la marcha por la Vida, el pasado 28, que “debemos orar y ayunar para que el presidente deje de intentar confundir a la gente sobre la enseñanza católica pisoteando la santidad de la vida humana mientras se presenta como un católico devoto”. (Gaudium Press / Saúl Castiblanco)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas