jueves, 28 de octubre de 2021
Gaudium news > ¿Va la Iglesia alemana hacia el cisma? Hablan 3 cardenales

¿Va la Iglesia alemana hacia el cisma? Hablan 3 cardenales

Edward Pentin, del National Catholic Register ha consultado la opinión de 3 cardenales alemanes.

Cardenal Woelki

Berlín (20/10/2020 12:12, Gaudium Press) Edward Pentin, del National Catholic Register, ha consultado la opinión de 3 cardenales alemanes  sobre la posibilidad de que buena parte de la Iglesia en Alemania incurra en cisma, por el deseo de varios de sus obispos de compartir la comunión con los protestantes, de reabrir el debate de ordenación de mujeres, entre otros temas, debatidos algunos en lo que se ha llamado el Camino Sinodal, que es un encuentro de dos años donde participan obispos, sacerdotes y laicos de la Iglesia alemana.

El tema ‘cisma’ fue levantado por el Cardenal Woelki en septiembre pasado

Este temor, de cisma, se vio alimentado también por las declaraciones en septiembre pasado del Cardenal Rainer Woelki, Arzobispo de Colonia, quien advirtió que “el peor desenlace sería si el Camino Sinodal lleva al cisma”, y que “la peor cosa” sería si una “iglesia nacional alemana fuera creada allí”.

En declaraciones al Register, el antiguo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, Cardenal Gerhard Muller, afirmó que el pensamiento prevalente en la Iglesia de Alemania y buena parte de sus obispos es más característico del modernismo que del protestantismo: “Ellos quieren corregir la Palabra de Dios”. “Ellos quieren sobreponerse a ella, ser superiores a la Palabra de Dios… Ellos quieren enseñarle a Roma”.

Expresa el Cardenal Muller, que lo que contamina a esa Iglesia es un “pensamiento político, un pensamiento mundano”.

No obstante, el purpurado cree que ese proceso se continuará en el tiempo, y que es poco probable que los obispos alemanes rechacen cualquier censura del Vaticano. Ellos harán “teatro”, y de forma no oficial continuarán su camino si sacerdotes y parroquias adoptan nuevas posiciones contrarias a la enseñanza de la Iglesia. “Oficialmente ellos [los obispos] dirán No a tales cambios”, “pero en realidad los adoptarán”, previó el Cardenal.

Si se declarara el cisma de la Iglesia alemana, esta “perdería toda influencia en la Iglesia católica”, por lo que los obispos no se arriesgarán a ello, declaró el Cardenal Muller.

Habla el Cardenal Cordes

Por su parte, el Cardenal Paul Cordes, presidente emérito del Pontificio Consejo Cor Unum, dijo también que veía como “más bien improbable” que ocurriera un cisma con la Iglesia alemana, pues esto implicaría un formal rehusar la “subordinación al Papa”.

Sin embargo el Cardenal no dejó de apuntar que ve a la Iglesia de su país abierta al “espíritu de los tiempos”, al igual que al “virus teológico” del secularismo que “infecta la Verdad de la fe”, en declaraciones similares a lo dicho por el Cardenal Muller.

Expresó el Cardenal Cordes que Dios “no da nuevos mensajes teológicos a la Iglesia por medio de eventos históricos o necesidades terrenales”. Cualquier observación de las “señales de los tiempos”, dijo, debe interpretarse “a la luz de la eterna Palabra de Dios”, y no al revés.

El Register habló también con el Cardenal Woelki sobre el asunto, quien reafirmó que está “grandemente preocupado con que algunas de las ideas que están siendo promovidas en el marco del auto-llamado Camino Sinodal comprometan” el “vínculo de unidad” con el Papa y la Iglesia universal.

Considera el purpurado que la Iglesia de Alemania aún está unida a Roma, pero advierte que “quien promete la ordenación de mujeres o exige un debate ‘abierto’ sobre mujeres sacerdotes o diáconos, por ejemplo, solo está profundizando las divisiones entre los católicos en Alemania así como profundiza las divisiones entre nosotros y los católicos de todo el mundo”.

La “opción chilena”

Expresa Pentin que algunos funcionarios vaticanos han ventilado la posibilidad de estudiar la aplicabilidad de lo que se ha llamado la “opción chilena”, para solucionar el problema de raíz, aludiendo al ofrecimiento de renuncias masivo de obispos de este país, tras los escándalos de abuso sexual de miembros del clero que conmovió a la sociedad chilena en el año 2018.

La sugestión es que se invite a los obispos alemanes a ofrecer la renuncia masiva al Papa, mientras se examina su conformidad privada y pública con el magisterio de la Iglesia.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas