sábado, 25 de mayo de 2024
Gaudium news > Vuelve a declarar el FBI por memorándum sobre ‘católicos tradicionalistas radicales’

Vuelve a declarar el FBI por memorándum sobre ‘católicos tradicionalistas radicales’

La nueva citación a la cámara de representantes se dio porque se halló una versión que mostraba que habían varias oficinas del FBI implicadas en la elaboración del documento.

Fjl6hr8W 400x400

Redacción (04/09/2023, Gaudium Press) Fue reportada la comparecencia del FBI ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el pasado 24 de agosto, por el memorando de esa entidad que hablaba de una “ideología católica radical-tradicional”, y sugería una persecución de la misma.

La comparecencia se hacía en cabeza de Stanley Meador, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Richmond, Virginia, y fue a puerta cerrada, por varias horas.

El memorando sobre los ‘radicales católicos’ fue emitido en enero y era para uso interno del FBI en Richmond. En una carta dirigida a la cámara de representantes se mencionaba al agente Meador como el encargado de manejar toda la crisis por el memorando, y quien debía reunirse con líderes católicos para dar cualquier aclaración, según noticia el Washington Examiner.

El memorando del FBI no se limitaba a advertir sobre estos ‘católicos radicales tradicionalistas’, sino que sugería interactuar con líderes de estos católicos, y reclutarlos para que sirvieran de informantes no oficiales. El analista que redactó el documento perfilaba estos católicos peligrosos como una “pequeña minoría del total de seguidores católicos romanos”, caracterizados por desdén hacia el Concilio Vaticano II, y por su “frecuente adherencia a la ideología anti-semita, anti-inmigrante, anti-LGBTQ y supremacista blanca”.

¿De dónde sacó el analista del FBI la materia para su memorándum?

Supuestamente de trabajo encubierto, casos aislados de presunta actividad criminal de seguidores de estos postulados, y una lista de “grupos de odio RTC [católicos-tradicionalistas-radicales]”, compilada por el Southern Poverty Law Center, un grupo activista de izquierda. Este último punto es el que probablemente ha suscitado más polémica, pues se afirma que las simpatías y antipatías políticas de un grupo activista de izquierda, sirvieron para sugerir la movilización del FBI contra grupos tradicionalistas.

Leer también: ¿El FBI asume el estilo de la Gestapo contra comunidades católicas?

El documento, que fue filtrado a los medios, suscitó un debate que llevó en julio al director del FBI, Christopher Wray, a testificar ante el comité judiciario de la Cámara de Representantes, donde calificó el documento como “espantoso”.

Era “un solo producto de una sola oficina de campo, que tan pronto como me enteré, quedé horrorizado y ordené que lo retiraran y lo eliminaran de los sistemas del FBI”, dijo Wray en la ocasión.

Pero la declaración del pasado 24 de agosto por parte del agente Meador se vio motivada porque el comité judicial de la Cámara baja tuvo acceso a una versión inicial del memorándum, que decía que este estaba basado también en un “contacto de enlace” en la oficina local del FBI de Portland y en información de la oficina local de Los Ángeles.

“Esta nueva información sugiere que el uso por parte del FBI de sus capacidades de aplicación de la ley para invadir los derechos de la Primera Enmienda de los estadounidenses [que protege la libertad religiosa] está más extendido de lo que se sospechaba inicialmente», escribió el presidente del comité, el republicano Jim Jordan, añadiendo que también la redacción encontrada reveló “inconsistencias” con las declaraciones de Wray de julio.

A estas declaraciones respondió el FBI diciendo que si bien el documento hacía referencia a investigaciones de otras de sus oficinas sobre el extremismo violento, “eso no cambia el hecho de que el producto fue producido por una sola oficina” y fue retirado por no cumplir con los estándares.

“Hubo fallas en la producción y aprobación del documento y hemos tomado acciones correctivas para garantizar que los productos futuros cumplan con los más altos estándares profesionales, que incluyen nuevas iniciativas de capacitación, mayores requisitos de aprobación para productos de inteligencia, responsabilizar a los empleados y actualizar políticas y directrices”, afirmó igualmente el FBI.

Se espera que el comité judicial de la Cámara de Representante continúe realizando más entrevistas sobre presuntas violaciones de las libertades civiles por parte de agencias del gobierno federal.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas