Loading
 
 
 
Loading
 
El Papa dijo que los asistentes a la JMJ regresarán a sus casas llenos del Espíritu Santo
Loading
 
25 de Enero de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad de Panamá (Viernes, 25-01-2019, Gaudium Press) Ayer, en la apertura de la JMJ, el Papa Francisco se dirigió a 250.000 jóvenes congregados en el campus Santa María la Antigua.

Inició su mensaje el Pontífice recordando que en el pasada JMJ en Cracovia "algunos me preguntaron si iba a estar en Panamá y les contesté: "yo no sé, pero Pedro seguro va a estar. Pedro va a estar". Hoy me alegra decirles: Pedro está con ustedes para celebrar y renovar la fe y la esperanza".

4.jpg
Foto: Roberto Vásquez - Panamá 2019

Invitó a los jóvenes a ser "testigos del Evangelio" y a caminar juntos "complementándonos, testimoniando al Señor en el servicio a los hermanos".

El Papa aludió a las dificultades que muchos podrán haber tenido para arribar a Panamá. "Sé que llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. Conozco el esfuerzo, el sacrificio que realizaron para poder participar en esta Jornada. Muchos días de trabajo y dedicación, encuentros de reflexión y oración hacen que el camino sea en gran medida la recompensa. El discípulo no es solamente el que llega a un lugar sino el que empieza con decisión, el que no tiene miedo de arriesgar y ponerse a caminar".

El Papa se explayó sobre la expresión acuñada de la "cultura del encuentro".

"La cultura del encuentro es un llamado e invitación a atreverse a mantener vivo un sueño en común. Sí, un sueño grande y capaz de cobijar a todos. Ese sueño por el que Jesús dio la vida en la cruz y el Espíritu Santo se desparramó y tatuó a fuego el día de Pentecostés en el corazón de cada hombre y cada mujer, en el tuyo y en el mío".

"Ustedes son verdaderos maestros y artesanos de la cultura del encuentro, es la que nos hace caminar juntos, desde nuestras diferencias". "Todos somos GCU (gente como uno)". El amor verdadero no anula las legítimas diferencias. Esto lo dijo Benedicto XVI. Todos, un saludo con las manos al Papa Benedicto. El demonio le tiene miedo al pueblo que aprende a trabajar juntos".

El Pontífice subrayó que es el amor lo que crea la unidad. "Un amor que no "patotea" ni aplasta, un amor que no margina ni calla, un amor que no humilla ni avasalla. Es el amor del Señor, amor cotidiano, discreto y respetuoso, amor de libertad y para la libertad, amor que sana y levanta".

El ejemplo de la Virgen

"María se animó a decir "sí". Se animó a darle vida al sueño de Dios. Y es lo mismo que el ángel te quiere preguntar a vos, a vos, a mí: ¿querés que este sueño tenga vida? ¿Querés darle carne con tus manos, con tus pies, con tu mirada, con tu corazón?".

El fruto del encuentro

El Pontífice afirmó que "Lo más esperanzador de este encuentro serán vuestros rostros y una oración. Cada uno volverá a casa con la fuerza nueva que se genera cada vez que nos encontramos con los otros y con el Señor, llenos del Espíritu Santo para recordar y mantener vivo ese sueño que nos hermana y que estamos invitados a no dejar que se congele en el corazón del mundo". El Papa invitó a la multitud a repetir: "Señor, enséñame a amar como tú me has amado".

Con información de Vatican News

Loading
El Papa dijo que los asistentes a la JMJ regresarán a sus casas llenos del Espíritu Santo

Ciudad de Panamá (Viernes, 25-01-2019, Gaudium Press) Ayer, en la apertura de la JMJ, el Papa Francisco se dirigió a 250.000 jóvenes congregados en el campus Santa María la Antigua.

Inició su mensaje el Pontífice recordando que en el pasada JMJ en Cracovia "algunos me preguntaron si iba a estar en Panamá y les contesté: "yo no sé, pero Pedro seguro va a estar. Pedro va a estar". Hoy me alegra decirles: Pedro está con ustedes para celebrar y renovar la fe y la esperanza".

4.jpg
Foto: Roberto Vásquez - Panamá 2019

Invitó a los jóvenes a ser "testigos del Evangelio" y a caminar juntos "complementándonos, testimoniando al Señor en el servicio a los hermanos".

El Papa aludió a las dificultades que muchos podrán haber tenido para arribar a Panamá. "Sé que llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. Conozco el esfuerzo, el sacrificio que realizaron para poder participar en esta Jornada. Muchos días de trabajo y dedicación, encuentros de reflexión y oración hacen que el camino sea en gran medida la recompensa. El discípulo no es solamente el que llega a un lugar sino el que empieza con decisión, el que no tiene miedo de arriesgar y ponerse a caminar".

El Papa se explayó sobre la expresión acuñada de la "cultura del encuentro".

"La cultura del encuentro es un llamado e invitación a atreverse a mantener vivo un sueño en común. Sí, un sueño grande y capaz de cobijar a todos. Ese sueño por el que Jesús dio la vida en la cruz y el Espíritu Santo se desparramó y tatuó a fuego el día de Pentecostés en el corazón de cada hombre y cada mujer, en el tuyo y en el mío".

"Ustedes son verdaderos maestros y artesanos de la cultura del encuentro, es la que nos hace caminar juntos, desde nuestras diferencias". "Todos somos GCU (gente como uno)". El amor verdadero no anula las legítimas diferencias. Esto lo dijo Benedicto XVI. Todos, un saludo con las manos al Papa Benedicto. El demonio le tiene miedo al pueblo que aprende a trabajar juntos".

El Pontífice subrayó que es el amor lo que crea la unidad. "Un amor que no "patotea" ni aplasta, un amor que no margina ni calla, un amor que no humilla ni avasalla. Es el amor del Señor, amor cotidiano, discreto y respetuoso, amor de libertad y para la libertad, amor que sana y levanta".

El ejemplo de la Virgen

"María se animó a decir "sí". Se animó a darle vida al sueño de Dios. Y es lo mismo que el ángel te quiere preguntar a vos, a vos, a mí: ¿querés que este sueño tenga vida? ¿Querés darle carne con tus manos, con tus pies, con tu mirada, con tu corazón?".

El fruto del encuentro

El Pontífice afirmó que "Lo más esperanzador de este encuentro serán vuestros rostros y una oración. Cada uno volverá a casa con la fuerza nueva que se genera cada vez que nos encontramos con los otros y con el Señor, llenos del Espíritu Santo para recordar y mantener vivo ese sueño que nos hermana y que estamos invitados a no dejar que se congele en el corazón del mundo". El Papa invitó a la multitud a repetir: "Señor, enséñame a amar como tú me has amado".

Con información de Vatican News


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En entrevista al L'Osservatore Romano, diario oficioso vaticano, el director de la Red del Apostolad ...
 
La cita será el 18 de febrero en la Basílica de Santa María sopra Minerva, donde se encuentra el ...
 
Michael Habsburg-Lothringen, presidente de la Fundación Mindszenty, anunció que fue firmado el dec ...
 
Santa Teresa de Jesús solía decir sobre el Patrono de la Iglesia Universal: "No me acuerdo hasta a ...
 
Padre Pio era molto legato all’arcangelo Michele ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading