Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Sevilla llama a los católicos a "robustecer su presencia en la vida pública"
Loading
 
8 de Julio de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Sevilla (Lunes, 08-07-2019, Gaudium Press) Una invitación a hablar "sin miedo ni vergüenza" del Señor en los diferentes ambientes de la vida pública es el que ha hecho el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, en su carta pastoral semanal.

El prelado español, reflexionando el Evangelio dominical en el cual San Lucas narra el envío de los 72 discípulos a anunciar el Evangelio mediada la vida pública de Jesús, recuerda que los cristianos laicos están llamados también al apostolado:

"Ésta una exigencia del bautismo y de la confirmación, en la que recibimos el don del Espíritu que nos capacita para anunciar a Jesucristo a nuestro mundo con obras y palabras. En primer lugar, con nuestro testimonio, con nuestro buen ejemplo en la familia, con nuestra vida intachable, con nuestra rectitud moral en la vida profesional y en el cumplimiento de nuestras obligaciones cívicas, con nuestro testimonio de cercanía y compromiso con nuestros hermanos, especialmente los más pobres".

Rueda-prensa-información-economica-lFoto_ Archidiócesis de Sevilla.jpg
Mons. Asenjo Pelegrina dice que "no nos debe dar miedo ni vergüenza hablar del Señor a nuestros hermanos" / Foto: Archidiócesis de Sevilla.

Ha indicado que es necesario mostrar a Jesucristo como el único Salvador y única esperanza para el mundo en los diversos ambientes y circunstancias de la vida:

"En todas las circunstancias hemos ser testigos del Señor resucitado, mostrando y entregando a nuestros hermanos nuestro mejor tesoro, el tesoro de nuestra fe y de nuestra esperanza en Jesucristo, único salvador".

En este sentido el Arzobispo de Sevilla ha afirmado que la Iglesia en España necesita "robustecer la presencia de los católicos en la vida pública", ya que Jesús, en el Evangelio, llama a los cristianos a ser luz y sal. "Nos pide además que no escondamos la luz debajo del celemín, sino que pongamos sobre el candelero para que alumbre a todos los de casa", ha puntualizado

El prelado ha alertado, asimismo, sobre la tendencia que hay en los países de Occidente, incluyendo España, a llevar la vida religiosa al plano individual. De acuerdo con Mons. Asenjo esto es lo que se conoce como "religiosidad vergonzante". Una concepción que, en palabras del Arzobispo, "es un señuelo de la cultura secularizada, que querría ver desterrado el nombre de Dios en la vida pública".

Pero para evangelizar, para hablar de Jesús en los diferentes ambientes, es necesario estar evangelizado: "Debe sentirlo vivo y cercano, cultivar su amis¬tad, crecer en su intimidad, sentir la experiencia de Dios en la escucha de su Palabra, en la oración y en la recepción frecuente de los sacramentos, especialmente de la penitencia y de la eucaristía".

Para el Arzobispo de Sevilla el apóstol seglar "necesita también del complemento de la vida fraterna", ya que "no es una isla, un solitario, sino un solidario, un hermano".

De ahí que el prelado concluya su carta pastoral haciendo un llamado a los laicos a no esconder la luz debajo del celemín, puesto que "la Iglesia necesita hoy más que nunca hombre y mujeres confesantes; hombres y mujeres de una fe honda y de una vida espiritual profunda, que lleven su compromiso cristiano al mundo de la cultura, del arte, al mundo universitario, al mundo de los partidos y de la acción política, al mundo de la economía al mundo del trabajo y de la acción sindical, al mundo del ocio y de los medios de comunicación social, para orientar estas realidades temporales según el corazón de Dios".

Con información de la Archidiócesis de Sevilla.

Loading
Arzobispo de Sevilla llama a los católicos a "robustecer su presencia en la vida pública"

Sevilla (Lunes, 08-07-2019, Gaudium Press) Una invitación a hablar "sin miedo ni vergüenza" del Señor en los diferentes ambientes de la vida pública es el que ha hecho el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, en su carta pastoral semanal.

El prelado español, reflexionando el Evangelio dominical en el cual San Lucas narra el envío de los 72 discípulos a anunciar el Evangelio mediada la vida pública de Jesús, recuerda que los cristianos laicos están llamados también al apostolado:

"Ésta una exigencia del bautismo y de la confirmación, en la que recibimos el don del Espíritu que nos capacita para anunciar a Jesucristo a nuestro mundo con obras y palabras. En primer lugar, con nuestro testimonio, con nuestro buen ejemplo en la familia, con nuestra vida intachable, con nuestra rectitud moral en la vida profesional y en el cumplimiento de nuestras obligaciones cívicas, con nuestro testimonio de cercanía y compromiso con nuestros hermanos, especialmente los más pobres".

Rueda-prensa-información-economica-lFoto_ Archidiócesis de Sevilla.jpg
Mons. Asenjo Pelegrina dice que "no nos debe dar miedo ni vergüenza hablar del Señor a nuestros hermanos" / Foto: Archidiócesis de Sevilla.

Ha indicado que es necesario mostrar a Jesucristo como el único Salvador y única esperanza para el mundo en los diversos ambientes y circunstancias de la vida:

"En todas las circunstancias hemos ser testigos del Señor resucitado, mostrando y entregando a nuestros hermanos nuestro mejor tesoro, el tesoro de nuestra fe y de nuestra esperanza en Jesucristo, único salvador".

En este sentido el Arzobispo de Sevilla ha afirmado que la Iglesia en España necesita "robustecer la presencia de los católicos en la vida pública", ya que Jesús, en el Evangelio, llama a los cristianos a ser luz y sal. "Nos pide además que no escondamos la luz debajo del celemín, sino que pongamos sobre el candelero para que alumbre a todos los de casa", ha puntualizado

El prelado ha alertado, asimismo, sobre la tendencia que hay en los países de Occidente, incluyendo España, a llevar la vida religiosa al plano individual. De acuerdo con Mons. Asenjo esto es lo que se conoce como "religiosidad vergonzante". Una concepción que, en palabras del Arzobispo, "es un señuelo de la cultura secularizada, que querría ver desterrado el nombre de Dios en la vida pública".

Pero para evangelizar, para hablar de Jesús en los diferentes ambientes, es necesario estar evangelizado: "Debe sentirlo vivo y cercano, cultivar su amis¬tad, crecer en su intimidad, sentir la experiencia de Dios en la escucha de su Palabra, en la oración y en la recepción frecuente de los sacramentos, especialmente de la penitencia y de la eucaristía".

Para el Arzobispo de Sevilla el apóstol seglar "necesita también del complemento de la vida fraterna", ya que "no es una isla, un solitario, sino un solidario, un hermano".

De ahí que el prelado concluya su carta pastoral haciendo un llamado a los laicos a no esconder la luz debajo del celemín, puesto que "la Iglesia necesita hoy más que nunca hombre y mujeres confesantes; hombres y mujeres de una fe honda y de una vida espiritual profunda, que lleven su compromiso cristiano al mundo de la cultura, del arte, al mundo universitario, al mundo de los partidos y de la acción política, al mundo de la economía al mundo del trabajo y de la acción sindical, al mundo del ocio y de los medios de comunicación social, para orientar estas realidades temporales según el corazón de Dios".

Con información de la Archidiócesis de Sevilla.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Se trata de la denominada "Festa di noantri" que ha iniciado con una novena preparatoria que concluy ...
 
Se trató de 17 niños que fueron rescatados meses atrás gracias a la labor de los Rescatadores Jua ...
 
El régimen promueve activamente el ateísmo y ataca a los creyentes con amenazas de expulsión. ...
 
La iniciativa ofrece espacios de escucha y acogida para vencer temores y prejuicios. ...
 
El Santo polaco escribió una regla de vida durante su formación, en 1918, y en el escrito incluyó ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading