Loading
 
 
 
Loading
 
Anciano sacerdote polaco conoció a San Maximiliano Kolbe y San Juan Pablo II
Loading
 
14 de Agosto de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Connecticut (Miércoles, 14-08-2019, Gaudium Press) El P. Lucjan Krolikowski es un sacerdote franciscano que está cerca de cumplir cien años de edad y que reside en Connecticut, Estados Unidos. Entre los numerosos recuerdos de toda una vida religiosa está el haber conocido personalmente a San Maximiliano María Kolbe, un Mártir conocido por su enorme devoción mariana y un ambicioso apostolado a través de los medios de comunicación, cuya fiesta se conmemora el día 14 de agosto.

FOTO CON SAN MAXIMILIANO KOLBE GAUDIUM PRESS.jpg
Fotografía tomada en 1939 en la que se aprecia a San Maximilaino María Kolbe (recuadro azul) y al P. Lucjan Krolikowski (recuadro amarillo).
Pero San Maximiliano no es el único Santo que conoció personalmente. El P. Krolikowski pudo conocer también al Papa San Juan Pablo II cuando era Cardenal en 1975 y luego en una audiencia privada en 1978 cuando ya era Pontífice. La celebración de toda una vida de servicio a Dios en la Iglesia y la conmemoración de su cumpleaños número 100 está programada en la Basílica de San Estanislao el día 07 de septiembre.

Sobre su relación con el Mártir franciscano, el P. Krolikowski recordó los años de su formación en el Seminario de Niepokalanow, la Ciudad de la Inmaculada en Polonia, en diálogo con National Catholic Register. El sacerdote no pudo concluir su formación en ese momento a causa de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Santo daría la vida en un campo de concentración. Cuando San Maximiliano fue apresado por los nazis, el P. Krolikowski, entonces seminarista, fue detenido por los rusos, quienes lo enviaron a un campo de concentración en Siberia.

San Maximiliano "tenía amor por la pobreza", recordó el sacerdote. "Él era humilde, muy humilde. Y era un buen organizador". A pesar de ser el Superior del convento más grande del mundo, nada en su apariencia podía distinguirlo del resto de los monjes. Y su inteligencia no sólo se manifestaba en su enorme apostolado sino también incluso en sus ocasionales pasatiempos, como el ajedrez. "Era tan brillante que podía jugar en contra de varios seminaristas a la vez", comentó el P. Krolikowski.

A pesar de compartir el destino de persecución durante la guerra, el ataque de Hitler a Rusia significó para el P. Krolikowski poder ser liberado para tener que servir en el ejército en un destino cerca de China. posteriormente fue enviado a Irak, donde aprovechó para gestionar un nuevo ingreso en un Seminario franciscano en Líbano. Fue educado durante cuatro años por parte de Jesuitas franceses y finalmente fue ordenado sacerdote en Beirut. Fiel a su formación, dedicó más de 34 años a la difusión de la devoción mariana en la Hora del Rosario del Padre Justin, el programa radial más antiguo dedicado a los católicos polacos en Estados Unidos.

San Maximiliano Kolbe no sobrevivió la guerra. Cuando uno de sus compañeros de prisión fue condenado a morir de hambre, el Santo se ofreció a reemplazarlo para que el hombre sobreviviera y pudiera cuidar de su familia. Fue encerrado junto con otros condenados a quienes animó en la fe durante su agonía. Al superar el tiempo en el que debía fallecer de inanición, los soldados nazis le inyectaron veneno el 14 de agosto de 1941.

Con información de National Catholic Register.

 

Loading
Anciano sacerdote polaco conoció a San Maximiliano Kolbe y San Juan Pablo II

Connecticut (Miércoles, 14-08-2019, Gaudium Press) El P. Lucjan Krolikowski es un sacerdote franciscano que está cerca de cumplir cien años de edad y que reside en Connecticut, Estados Unidos. Entre los numerosos recuerdos de toda una vida religiosa está el haber conocido personalmente a San Maximiliano María Kolbe, un Mártir conocido por su enorme devoción mariana y un ambicioso apostolado a través de los medios de comunicación, cuya fiesta se conmemora el día 14 de agosto.

FOTO CON SAN MAXIMILIANO KOLBE GAUDIUM PRESS.jpg
Fotografía tomada en 1939 en la que se aprecia a San Maximilaino María Kolbe (recuadro azul) y al P. Lucjan Krolikowski (recuadro amarillo).
Pero San Maximiliano no es el único Santo que conoció personalmente. El P. Krolikowski pudo conocer también al Papa San Juan Pablo II cuando era Cardenal en 1975 y luego en una audiencia privada en 1978 cuando ya era Pontífice. La celebración de toda una vida de servicio a Dios en la Iglesia y la conmemoración de su cumpleaños número 100 está programada en la Basílica de San Estanislao el día 07 de septiembre.

Sobre su relación con el Mártir franciscano, el P. Krolikowski recordó los años de su formación en el Seminario de Niepokalanow, la Ciudad de la Inmaculada en Polonia, en diálogo con National Catholic Register. El sacerdote no pudo concluir su formación en ese momento a causa de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Santo daría la vida en un campo de concentración. Cuando San Maximiliano fue apresado por los nazis, el P. Krolikowski, entonces seminarista, fue detenido por los rusos, quienes lo enviaron a un campo de concentración en Siberia.

San Maximiliano "tenía amor por la pobreza", recordó el sacerdote. "Él era humilde, muy humilde. Y era un buen organizador". A pesar de ser el Superior del convento más grande del mundo, nada en su apariencia podía distinguirlo del resto de los monjes. Y su inteligencia no sólo se manifestaba en su enorme apostolado sino también incluso en sus ocasionales pasatiempos, como el ajedrez. "Era tan brillante que podía jugar en contra de varios seminaristas a la vez", comentó el P. Krolikowski.

A pesar de compartir el destino de persecución durante la guerra, el ataque de Hitler a Rusia significó para el P. Krolikowski poder ser liberado para tener que servir en el ejército en un destino cerca de China. posteriormente fue enviado a Irak, donde aprovechó para gestionar un nuevo ingreso en un Seminario franciscano en Líbano. Fue educado durante cuatro años por parte de Jesuitas franceses y finalmente fue ordenado sacerdote en Beirut. Fiel a su formación, dedicó más de 34 años a la difusión de la devoción mariana en la Hora del Rosario del Padre Justin, el programa radial más antiguo dedicado a los católicos polacos en Estados Unidos.

San Maximiliano Kolbe no sobrevivió la guerra. Cuando uno de sus compañeros de prisión fue condenado a morir de hambre, el Santo se ofreció a reemplazarlo para que el hombre sobreviviera y pudiera cuidar de su familia. Fue encerrado junto con otros condenados a quienes animó en la fe durante su agonía. Al superar el tiempo en el que debía fallecer de inanición, los soldados nazis le inyectaron veneno el 14 de agosto de 1941.

Con información de National Catholic Register.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/104569-Anciano-sacerdote-polaco-conocio-a--San-Maximiliano-Kolbe-y-San-Juan-Pablo-II. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una buena noticia es la reconstrucción de la biblioteca cristiana de la localidad Qaragosh, en la p ...
 
El Papa Francisco, en la misa de este jueves 19, en la Casa Santa Marta, comentó la primera carta d ...
 
"La persecución abierta y declarada contra Cristo y su Iglesia, siempre ha dado como resultado el a ...
 
Un verdadero heraldo del Evangelio ...
 
En el sector de la Pequeña Italia, el Santo patrón de Nápoles es recordado con el que se convirti ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading