Loading
 
 
 
Loading
 
No. No es fantasía
Loading
 
1 de Junio de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Viernes, 01-06-2018, Gaudium Press) Érase una vez un mundo ideal... O, mejor, fuese una vez un mundo ideal. Más bien, será un mundo ideal.

Un mundo donde los hombres fuesen virtuosos y las damas virtuosas. Donde primase la cortesía, el respeto, el buen trato, la bonhomía, la benevolencia.

Un mundo pinacular, mítico, donde todos cumpliesen su deber con sano esfuerzo y alegría. Un mundo de hombres castos, de mujeres puras, de personas humildes. Un reino maravilloso donde casi que no fuese necesaria la policía, de cárceles vacías. Un mundo sin guerras.

Un mundo en el que brillasen las artes, como expresión finísima de las más profundas ansias de los hombres por encontrar la Belleza perfecta, de felicidad perfecta junto a Dios.

Un mundo de abundancia, fruto de un serio y constante trabajo de colaboración armónica entre todos, en el que se aprovechase de forma recta y efectiva las maravillosas riquezas naturales que el Creador nos legó.

Un mundo donde los hombres pareciesen ángeles; en el que se mezclasen los ángeles y los hombres.

Un mundo ideal...

7.jpg

- Ahh estimado, no sueñe más. Más bien, póngase a trabajar...

- No, Ricardo, no es fantasía. San Luis Grignion de Montfort ya habló del Reino de María. Él describe a los futuros Apóstoles de los Últimos Tiempos, habitantes del Reino de María. Y también la Virgen en Fátima profetizó el triunfo de su Inmaculado Corazón.

- Cuán lejos estamos de eso...

- Cuán lejos y cuán cerca. Como decía Edmond Rostand, bastante bueno es que en pleno zenit de la noche confiemos en la llegada de la luz. Cuando todo parece perdido es la hora de Dios. Además, ya se ven titilando en medio de la negra oscuridad, las inocentes estrellas que anuncian el alba. ¿O no ves, Ricardo, una cierta fe que se renueva, la devoción mariana que crece, ciertas conversiones maravillosas que a todos sorprenden?

- Sí, algo está pasando, algo se siente. Como lindas flores, que nacen del lodo, en medio de la noche y la tempestad.

- Es por un secreto, que ya dio San Luis Grignion: hay gente que ya piensa María, sólo respira María, vive, pero María. Es un secreto a ser contado, el Secreto de María...

Por Saúl Castiblanco

 

 

Loading
No. No es fantasía

Redacción (Viernes, 01-06-2018, Gaudium Press) Érase una vez un mundo ideal... O, mejor, fuese una vez un mundo ideal. Más bien, será un mundo ideal.

Un mundo donde los hombres fuesen virtuosos y las damas virtuosas. Donde primase la cortesía, el respeto, el buen trato, la bonhomía, la benevolencia.

Un mundo pinacular, mítico, donde todos cumpliesen su deber con sano esfuerzo y alegría. Un mundo de hombres castos, de mujeres puras, de personas humildes. Un reino maravilloso donde casi que no fuese necesaria la policía, de cárceles vacías. Un mundo sin guerras.

Un mundo en el que brillasen las artes, como expresión finísima de las más profundas ansias de los hombres por encontrar la Belleza perfecta, de felicidad perfecta junto a Dios.

Un mundo de abundancia, fruto de un serio y constante trabajo de colaboración armónica entre todos, en el que se aprovechase de forma recta y efectiva las maravillosas riquezas naturales que el Creador nos legó.

Un mundo donde los hombres pareciesen ángeles; en el que se mezclasen los ángeles y los hombres.

Un mundo ideal...

7.jpg

- Ahh estimado, no sueñe más. Más bien, póngase a trabajar...

- No, Ricardo, no es fantasía. San Luis Grignion de Montfort ya habló del Reino de María. Él describe a los futuros Apóstoles de los Últimos Tiempos, habitantes del Reino de María. Y también la Virgen en Fátima profetizó el triunfo de su Inmaculado Corazón.

- Cuán lejos estamos de eso...

- Cuán lejos y cuán cerca. Como decía Edmond Rostand, bastante bueno es que en pleno zenit de la noche confiemos en la llegada de la luz. Cuando todo parece perdido es la hora de Dios. Además, ya se ven titilando en medio de la negra oscuridad, las inocentes estrellas que anuncian el alba. ¿O no ves, Ricardo, una cierta fe que se renueva, la devoción mariana que crece, ciertas conversiones maravillosas que a todos sorprenden?

- Sí, algo está pasando, algo se siente. Como lindas flores, que nacen del lodo, en medio de la noche y la tempestad.

- Es por un secreto, que ya dio San Luis Grignion: hay gente que ya piensa María, sólo respira María, vive, pero María. Es un secreto a ser contado, el Secreto de María...

Por Saúl Castiblanco

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/95618-No--No-es-fantasia. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Delegado de la Santa Sede, Mons. Jacek Pyl, describió la alegría de la comunidad de creyentes p ...
 
El presbítero ocultó a los niños de catequesis en una cisterna vacía durante 19 horas. ...
 
Mons. Ariel Torrado Mosconi presidió la consagración del altar y dedicación del templo el día 13 ...
 
Con eso, los cristianos de Gaza quedan imposibilitados de atravesar la frontera del valle de Erez y ...
 
La Asociación de Universidades Jesuítas centroamericana pide también que cada una de las 200 univ ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading