miércoles, 28 de febrero de 2024
Gaudium news > Ayuda a la Iglesia Necesitada advierte que 2019 es un año sangriento para los cristianos en el mundo

Ayuda a la Iglesia Necesitada advierte que 2019 es un año sangriento para los cristianos en el mundo

Konigstein (Martes, 30-04-2019, Gaudium Press) El Presidente Ejecutivo Internacional de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, Thomas Heine-Geldern, señaló que «2019 es ya uno de los años más sangrientos para los cristianos», un triste balance provocado por los atentados terroristas de Sri Lanka y otros hechos de violencia que demuestran la continuidad de la persecución de los cristianos alrededor del mundo.

CATERDRAL DE JOLO, FILIPINAS GAUDIUM PRESS.jpg
Catedral de Jolo, Filipinas, tras el ataque del mes de enero. Foto: Presidential Communications Operations Office

«Las atrocidades en Sri Lanka marcan el clímax sangriento de una tendencia que ha perdurado durante algunos años: la persecución de los cristianos no tiene fronteras», lamentó Heine-Geldern. En un comunicado oficial, la Fundación destacó cuatro hechos de violencia que han marcado 2019, algunos de los cuales han sido poco reportados en los medios de comunicación.

La primer tragedia recordada por AIN fue la causada por milicias radicales islamistas Seleka en la Diócesis de Bangassou, en República Centroafricana, el 01 de enero de 2019, cuando decenas de personas fueron asesinadas en una misión católica y se causó la migración de unas 20 mil personas. Ese mismo mes concluyó con el ataque (también por parte de radicales islamistas) a la Catedral de Jolo, Filipinas. El atentado, que empleó dos cargas explosivas, dejó 20 personas muertas y cerca de 90 heridos.

En el mes de marzo, miembros de la tribu de pastores Fulani (de quienes se han denunciado vínculos con el grupo terrorista Boko Haram) atacaron a los pobladores cristianos de Kaduna en Nigeria y causaron más de 130 muertes. En ese mismo mes, integrantes de grupos nacionalistas hindúes atacaron una escuela católica en Tamil Nadu, India, golpearon a las religiosas y causaron destrucción en el plantel educativo.

«Es deber de los gobiernos y de la ONU lograr la paz, garantizar la libertad de religión y repeler los ataques antirreligiosos», afirmó Heine-Geldern en su comunicado. También recordó el deber de la Iglesia de ayudar a los cristianos perseguidos a través de la oración y el apoyo activo. «AIN ha estado haciendo campaña por esto durante más de 70 años. En vista de la creciente violencia contra los cristianos, es una causa que merece todo el apoyo y todos los esfuerzos».

Con información de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas