miércoles, 24 de julio de 2024
Gaudium news > Diócesis de Chile inaugura su segunda capilla de Adoración Perpetua

Diócesis de Chile inaugura su segunda capilla de Adoración Perpetua

Chile – Santiago (Jueves, 02-05-2019, Gaudium Press) La Diócesis chilena de Villarrica celebró, el pasado Domingo 28, Fiesta de la Divina Misericordia, la apertura de su segunda capilla de Adoración Perpetua al Santísimo Sacramento, localizada en la Parroquia de San José de la Mariquina.

La ceremonia de inauguración fue presidida por el Párroco de la comunidad, Padre Raimundo Mena, después de la Misa de las 10:00 horas. El sacerdote organizó una Procesión Eucarística hasta la capilla donde el Santísimo será adorado perpetuamente. Allí ya aguardaban los primeros adoradores.

Chile capilla.jpg

De acuerdo con el sacerdote del Oratorio Mariano, la idea de la capilla de Adoración Perpetua surgió al inicio de este año 2019 después de una experiencia en la cual el Santísimo quedó expuesto durante todo el día, desde las 9:00 hasta las 19:00 horas, horario en que se iniciaba la Santa Misa.

«Esta adoración diurna de más o menos ocho meses fue una experiencia que resultó muy positiva para la comunidad, pero nos dimos cuenta que necesitábamos una asistencia más ‘profesional’ para formar una capilla de Adoración Perpetua con una estructura mejor», explicó.

El Padre Raimundo Mena destacó que la capilla cuenta con coordinación, encargados de turnos y personas en contacto permanente con los adoradores. La estructura fue desarrollada a partir de una misión realizada por Carmen Luz Ureta, laica misionera que siguió el método propuesto por el sacerdote argentino Patricio Hileman, responsable por formar capillas de Adoración Perpetua en América Latina.

«Gracias a la misión que ella realizó en un fin de semana, seguimos adelante durante dos meses y conseguimos casi completar el cuadro con las horas de adoración de las 168 horas de la semana», afirmó el Padre Mena.

El sacerdote además manifestó su deseo de «que la capilla sea perpetua en los dos sentidos: las veinticuatro horas de todos los días y hasta cuando Jesús vuelva», concluyó. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas