viernes, 29 de mayo de 2020
Gaudium news > San Giuseppe Moscati, el médico santo, podría ser el patrono del número de emergencia en Italia

San Giuseppe Moscati, el médico santo, podría ser el patrono del número de emergencia en Italia

Roma (Miércoles, 18-09-2019, Gaudium Press) El número de emergencia sanitaria nacional en Italia 118 podría pronto tener como patrono a San Giuseppe Moscati, el médico santo italiano, que fue canonizado por el Papa San Juan Pablo II en 1987.

Según nota de prensa emitida por RomaSette.it, medio de comunicación de la diócesis de Roma, la Sociedad Italiana del sistema 118 y la Universidad Campus Bio-Médico de Roma, han lanzado una petición popular de recolección de firmas para solicitar que el médico, originario de Benevento, sea el patrono del número de emergencia, y de la Emergencia Sanitaria Nacional.

Como se detalla en el medio de comunicación, dicha colecta de firmas tendrá lugar durante todo el mes de noviembre en todas las regiones de Italia. El propósito solicitar a la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) nombre a San Giuseppe Moscati el patrono del sistema de emergencia del país Europeo, debido a la devoción que hacia el existe por parte de pacientes, médicos, enfermeras, voluntarios, conductores-rescatadores del 118, etc.

San Giuseppe Moscati

San Giuseppe Moscati nació el 25 de julio de 1880 en Benevento, Italia. A sus 22 años se graduó de medicina, y desde muy joven mostró una especial devoción por la Eucaristía; cada día se levantaba temprano para participar de la Misa y recibir a Jesús en el Sacrificio Eucarístico.

San Giuseppe Moscati.jpg

Era un médico excepcional. No solo por su experticia en medicina, sino por su gran caridad; puesto que poseía una especial predilección por los pobres, llegándolos a atender en su consultorio. También, luego de acudir a la Misa en la mañana, solía salir a las colinas pobres para ver a algunos enfermos. Así lo hacía todos los días antes de dirigirse a su trabajo cotidiano en el hospital.

Giuseppe nunca aceptó honorarios de los pobres que atendía, cuentan incluso, que él asumía los gastos de los medicamentos de las personas que no podían costearlos. Esto lo hacía sin que nadie lo notase.

Su espíritu de caridad y de servicio se hizo visible en 1906 con la erupción del volcán Vesubio. Tras la tragedia sirvió como voluntario en la Torre del Greco, donde se hallaba un hospital. Moscati ayudó a trasladar a los enfermos a un lugar seguro ante el riesgo de venirse al piso.

De otro lado, en 1911, cuando Nápoles padeció la epidemia del cólera; Moscati permaneció con los enfermos pese a que otros médicos se asustaron. Este año fue nombrado director del Hospital de Incurables donde también trabajó formando a los estudiantes de medicina.

El médico santo solía decir: “Ejercitémonos cotidianamente en la caridad. Dios es Amor. Quien está en el amor está en Dios y Dios está con él. No olvidemos de hacer cada día y en cada momento ofrecimientos de nuestras acciones a Dios cumpliendo todo por amor”.

A Giuseppe la muerte lo sorprendió haciendo lo que más amaba: curando a los enfermos. Era el 12 de abril de 1927. Ese día fue como lo habitual al hospital, visitó varios enfermos, llegó a su consultorio y se sentó. Eran las 3:00 de la tarde cuando Dios lo llamó consigo.

Fue beatificado por el Papa Pablo VI el 16 de noviembre de 1975, y canonizado por San Juan Pablo II el 16 de noviembre de 1987.

Con información de RomaSette.it y Catholic.net.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas