martes, 07 de julio de 2020
Gaudium news > Fieles de Filadelfia, EEUU, oran en línea con la novena a la Divina Misericordia

Fieles de Filadelfia, EEUU, oran en línea con la novena a la Divina Misericordia

Filadelfia (Lunes, 13-04-2020, Gaudium Press) El próximo 19 de abril la Iglesia católica conmemorará el Domingo de la Misericordia, fiesta instituida en el año 2000 por San Juan Pablo II. En preparación a esta efeméride, comenzó el pasado Viernes Santo la novena en honor al Señor de la Divina Misericordia.

Oración a la que, debido a las medidas de confinamiento por causa del coronavirus, se ha unido la Arquidiócesis de Filadelfia, desde la Oficina para la Nueva Evangelización, a través de varios recursos en línea que favorecen la recitación diaria y en vivo de la novena en dos idiomas: inglés y español.

Así, desde el 10 hasta el 19 de abril se puede seguir la Novena de la Divina Misericordia rezada cada día en español a las 15:00 y en inglés a las 15:30 horas, ingresando a los enlaces en Zoom (https://zoom.us/j/480539273), para inglés, y (https://zoom.us/j/180527700) para español.

“Únase a nosotros en línea, por teléfono o en espíritu para una de las novenas más poderosas de la Iglesia católica, la Novena a la Divina Misericordia. Junto con las intenciones específicas de cada día también pediremos la gracia del fin de la pandemia del coronavirus”, indican en la convocatoria.

La Fiesta de la Divina Misericordia

El Papa Juan Pablo II el 30 de abril del año 2000, segundo domingo de Pascua y fecha de la canonización de San Faustina Kowalska, conocida como “Apóstol de la Misericordia” -porque reveló al mundo la devoción a Jesús Misericordioso-, instituyó la fiesta del Domingo de la Misericordia con estas palabras:

Novena a la Divina Misericordia.jpg

“Es importante que acojamos íntegramente el mensaje que nos transmite la palabra de Dios en este segundo domingo de Pascua, que a partir de ahora en toda la Iglesia se designará con el nombre de ‘domingo de la Misericordia divina’ (…) Cristo nos enseñó que ‘el hombre no sólo recibe y experimenta la misericordia de Dios, sino que está llamado a usar misericordia’ con los demás: ‘Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia’ Y nos señaló, además, los múltiples caminos de la misericordia, que no sólo perdona los pecados, sino que también sale al encuentro de todas las necesidades de los hombres. Jesús se inclinó sobre todas las miserias humanas, tanto materiales como espirituales”.

Fue el propio Jesús, quien pidió en una revelación a Santa Faustina que deseaba se celebrase la fiesta de Su Misericordia el segundo domingo de Pascua, tal como relata la religiosa en su Diario:

“Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea un refugio y amparo para todas las almas y, especialmente para los pobres pecadores”.

Innumerables gracias de la Misericordia Divina

Como bien cuenta Sor Faustina en su diario, Nuestro Señor también le reveló que este día está dispuesto a derramar innumerables gracias a quienes lo invocan con fe y creen en su Divina Misericordia:

“Con esta imagen colmaré a las almas con muchas gracias. Por eso quiero que cada alma tenga acceso a ella”.

Entre estas gracias, Jesús dará perdón a los pecadores que se acerquen humildemente a su Misericordia.

“Quien se acerque este día a la Fuente de Vida recibirá el perdón total de las culpas y de las penas (…) ese día están abiertas las entrañas de Mi misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre aquellas almas que se acerquen a ese manantial de Mi misericordia (…) que ningún alma tenga miedo de acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata”, escribe Santa Faustina.

También, quien ore con la Coronilla de la Divina Misericordia, especialmente en la hora de la muerte, será acogido con la Misericordia de Nuestro Señor:

“Defenderé con Mi propia Gloria a cada alma que rece esta Coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón”, dijo Jesús a la santa.

Con información de catholicphilly.com y “La Divina Misericordia en mi alma” – Diario de Santa María Faustina Kowalska. 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas