sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Católicos chinos deberían seguir los pasos de Matteo Ricci, dice obispo de Shangai

Católicos chinos deberían seguir los pasos de Matteo Ricci, dice obispo de Shangai

Shangai (Miércoles, 30-12-2009, Gaudium Press) En una carta divulgada el pasado día 24 de diciembre, el obispo de Shangai, Mons. Aloysius Jin Luxian, instó a los fieles chinos a inspirarse en las cualidades de Matteo Ricci como una forma de homenajear al misionero jesuita en China y vivenciar el catolicismo.

El padre Matteo Ricci, uno de los primeros misioneros católicos en llegar a China, en el siglo XVI, es considerado uno de los precursores del cristianismo en el país. Él mantuvo en China una intensa vida de oración a pesar del duro trabajo cotidiano, y tradujo muchas obras al chino con la colaboración de otro misionero, Xu Guangqi.

Con ocasión de las celebraciones por los 400 años de la muerte del jesuita, previstas para el 11 de mayo de 2010, en Pekín, el obispo de Shangai, de 93 años, escribió la carta a la comunidad católica para que aprenda el ejemplo del jesuita, según noticia la agencia Asia News.

La carta del obispo Jin, titulada «Song of Li Madou» (La Canción de Matteo Ricci) no exalta apenas la contribución del padre jesuita a la Iglesia y la sociedad chinas, sino también incluye las opiniones del obispo sobre Ricci en lo que dice respecto a los intercambios sino-occidentales, y las cualidades de Ricci las cuales los fieles pueden tomar como modelo, seguida de una lista de libros escritos por el jesuita.

Obispo Jin inscribió algunas de las cualidades del jesuita que cree que los fieles pueden seguir – la fe y devoción del padre Ricci a Dios, el amor por la cultura china y el respeto por profesores y amigos, entre otras.

Enfatizando la importancia de la relación alumno-estudiante, el obispo Jin criticó la metodología gubernamental actualmente de moda, de ver la educación como una cosa dirigida al mercado, lo que, según él, deberá acabar debilitando tales relaciones discente-docente.

«La educación no debería ser solamente un negocio conducido por el mercado; los fieles deberían trabajar y estudiar más, en lugar de gastar el tiempo en frente de la TV o de la computadora», afirma el obispo.

Aún en la carta, el obispo subraya el estilo del misionero en las relaciones entre China y Occidente, su amistad con los chinos y cita las obras escritas o traducidas por Matteo Ricci. Y concluye con una frase emblemática del jesuita: «En la China china, no permita que los chinos se vuelvan extranjeros».

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas