domingo, 19 de mayo de 2024
Gaudium news > "Frente a una fuerza tan extraordinaria de la naturaleza, hemos recuperado algo que está en el corazón de todos: el deseo de ponernos a disposición de los demás", dijo monseñor Goic en Chile

"Frente a una fuerza tan extraordinaria de la naturaleza, hemos recuperado algo que está en el corazón de todos: el deseo de ponernos a disposición de los demás", dijo monseñor Goic en Chile

Santiago (Jueves, 01-04-2010, Gaudium Press) El Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), monseñor Alejandro Goic, declaró ayer en una entrevista radial que estos días santos son una oportunidad para volver a lo esencial, que no es el consumo y acaparamiento de bienes materiales, sino el amor, la entrega y el servicio generoso a los demás.

El obispo manifestó el deseo de la Iglesia de querer llevar en estos días santos, el consuelo espiritual a los damnificados, especialmente a quienes han perdido a sus seres queridos tras el terremoto y maremoto del 27 de febrero. Asimismo, invitó a quines no profesan la fe cristiana, a cultivar la generosidad y solidaridad con aquellos hermanos que sufren y que en estos momentos carecen de lo necesario.

«Es impresionante la serenidad con que la gente enfrenta sus dramas, han perdido su casa, sus enseres, pero siguen con esperanza. La Iglesia debe fortalecer esta esperanza desde la persona de Jesucristo», señaló el prelado.

Además agregó que los difíciles momentos que le ha tocado vivir al país, han sacudido el egoísmo y autosuficiencia, y han hecho brotar desde lo más profundo del corazón de los chilenos el deseo de entrega y servicio a los demás.

«Frente a una fuerza tan extraordinaria de la naturaleza, hemos recuperado algo que está en el corazón de todos: el deseo de ponernos a disposición de los demás. Esto nos lleva a lo esencial, que no es la acumulación de bienes, sino el amor, la entrega y el servicio generoso a los más débiles», destacó monseñor Goic.

En la ocasión, el Pastor hizo un llamado a trabajar unidos en la reconstrucción material y espiritual de aquellos que lo han perdido todo, especialmente en circunstancias en que se aproximan las lluvias y heladas propias del invierno.

Luego añadió que hay que saber leer el querer de Dios, y que en ese sentido Semana Santa cobra una dimensión especial. «Por ejemplo, frente al despido de trabajadores, uno comprende que todos estamos afectados, pero la pregunta es cómo hacer un esfuerzo para evitar estas situaciones que generan tanta incertidumbre», puntualizó.

En relación a las impactantes cifras de Templos y edificios de Iglesia destruidos por el terremoto, monseñor Goic afirmó: «La Iglesia esta viva en el corazón de los creyentes, y poco a poco iremos buscando apoyos y ayudas para resolver esto que es tan importante, porque el templo es un lugar de consuelo, de fraternidad».

Abusos de sacerdotes: «Al generalizar se hace un grave daño»

Consultado sobre las últimas informaciones de casos de abusos sexuales que involucran a sacerdotes en otros países, monseñor Goic citó un reciente artículo del Obispo Auxiliar de Santiago, monseñor Chomalí, titulado «Me duele el alma». «Cómo no nos va a doler que hermanos sacerdotes -que por esencia nuestra vocación es servir y defender a los más débiles- hayan cometido estos errores. Son pecados graves desde un punto de vista moral y si hay hechos concretos la justicia debe sancionarlos», comentó el obispo.

Reiteró que la Iglesia condena absolutamente estos hechos dolorosos, pero no hay que olvidar que en el mundo hay cinco mil obispos y 400 mil sacerdotes. «Al generalizar se hace un grave daño», sostuvo. Y agregó que el criterio que ha imperado en la Iglesia en los últimos 30 años, con una línea muy clara de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, es la mayor transparencia: «No podemos ocultar los delitos que se cometen y quienes sean acusados deben responder de ellos», señaló el prelado.

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas