sábado, 15 de junio de 2024
Gaudium news > El Santo Sudario de Turín

El Santo Sudario de Turín

San Pablo (Lunes, 03-05-2010, Gaudium Press) Dos millones de personas se inscribieron hasta ahora para venerar el Santo Sudario en la catedral de San Juan Bautista en Turín, norte de Italia.

¿De dónde viene tamaño interés en venerar esta reliquia? Obviamente es por estar ligada directamente a la Persona del Divino Redentor, dirá alguno. Ello es cierto, pero no lo explica todo. ¿Cuál es el misterio que envuelve el Sudario y, consecuentemente, lo hace tan atractivo?

Santo Sudario.jpgIndudablemente parece que es debido a que allí se puede descubrir el rostro de Nuestro Señor: ¿cómo es Él? Lo que más anhela la criatura racional es saber cómo es su Creador – ¡el Ser que nos dio la vida, y nos sacó de la nada! Exceptuando el tiempo de los Apóstoles, que tuvieron la oportunidad de convivir directamente con el Redentor, los demás nos quedamos en la coyuntura de idealizar sus trazos fisonómicos según la Tradición de la Iglesia y la inspiración piadosa de cada uno.

¡Y he aquí que, después de cierto tiempo los hombres pasan a tener la posibilidad de contemplar una como que fotografía de Dios encarnado!

Donde, el deseo ardoroso de poder ver con los propios ojos cómo es Él. Parece que esta es la razón fundamental del interés despertado por el Santo Sudario. El propio Papa deberá venerarlo en los próximos días.

Es la primera exposición de la venerable reliquia ocurrida en este siglo; en el siglo pasado había sido ofrecida a la devoción pública seis veces.

Se trata de un tejido de lino, que envolvió el precioso cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo después de su crucifixión. Una fotografía tomada de la tela, aún en el siglo XIX, hizo aparecer la imagen de un hombre conforme la representación tradicional del Redentor que hasta entonces se tenía.

El recorrido de la valiosa reliquia pasó a ser documentado en el siglo XIV, teniéndose a partir de entonces rastros de su presencia en la región de Champagne, Francia, ocasión en que se dieron las primeras exposiciones públicas. Fue a partir de fines del siglo XVIII que el culto a la reliquia tomó más cuerpo.

Posteriormente el tejido fue adquirido por la casa de Saboya, futura familia real italiana, que favoreció su culto. Inicialmente trasladada a Chambéry, posteriormente fue mudada a Turín. En 1983 los herederos de la familia de Saboya ofrecieron la preciosa reliquia al Vaticano.

El Santo Sudario se presenta como el negativo de una fotografía. Por una iluminación especial se percibe el rastro de un hombre de frente y de espaldas, que fue supliciado. El análisis de manchas de sangre reveló un tipo de grupo sanguíneo raro, el AB.
En 1988 un primer análisis del tejido con carbono 14 parecía desmentir la veracidad del tejido.

Un libro recién publicado, «¿El Sudario de Jesús finalmente autenticado?» (París, Ed. Guibert, 2010 ) editado en co-autoria por un sacerdote -Jean-Baptiste Rinaudo, Doctor de Estado y Maestro de Conferencias en la célebre Facultad de medicina de Montpellier, Francia, además de ingeniero químico y Doctor en química-física- y de Claude Gavach -director emérito de pesquisas junto al Centro Nacional de Pesquisas Científicas de Francia, (CNRS en la sigla en francés)- corrobora bien que el pedazo retirado del Sudario en aquella oportunidad era parte de uno de los remiendos hechos en el tejido después de un incendio hace algunos siglos.

La veneración de la Sagrada reliquia, nos confirma en nuestra fe, además de afervorar nuestra vida de piedad, constatando cuánto sufrió por nosotros el Divino Redentor en su Pasión.

Por Guy de Ridder

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas