domingo, 14 de julio de 2024
Gaudium news > En la raíz del alcoholismo…

En la raíz del alcoholismo…

Redacción (Miércoles, 25-VIII-2010, Gaudium Press) Es común ver tambaleando por las calles, sin rumbo seguro, hombres – y a veces mujeres – que ciertamente no serían aprobados por el alcoholímetro. El olor de alcohol de una voz pastosa puede unas veces agredir, otras elogiar, pero no siempre es entendida o bienvenida. Máxime cuando se está en horario laboral…

Para solucionar este problema, el Senado brasileño aprobó en decisión final un Proyecto de Ley, que crea nuevos criterios para el despido de trabajadores dependientes de la bebida alcohólica: este, a partir de ahora, tendrá derecho a la protección del Estado, pues el alcoholismo es considerado como una enfermedad discapacitante por la medicina. No será tan difícil saber cuál es la causa de esta patología…

Se espera que los dispositivos legales estén muy bien arreglados, pues, fácilmente esta ley podría ser perjudicial para los contribuyentes, pero ciertamente bien acogida por los ‘tambaleantes’…

Veuve-clicquot.jpgLas bebidas alcohólicas han sido el principal motivo de internación psiquiátrica implicando el uso de substancias en Brasil (39.186 internaciones de un total de 51.787 ocurridas en 367 hospitales psiquiátricos en 2004) (1).

Con este proyecto del Senado, será incluido en las normas de la CLT [Consolidación de las Leyes del Trabajo] que el trabajador diagnosticado como alcohólico solo podrá ser despedido por justa causa, en caso de rechazo a someterse al tratamiento financiado por el gobierno, o mejor, por los otros que trabajan, y pagan impuestos…

La cura del alcoholismo requiere acompañamiento médico y psicológico. El alcohol es una de las pocas substancias psicotrópicas que tiene su consumo admitido e incentivado por la sociedad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el alcoholismo produce la mayor tasa de mortalidad y limitación de la condición funcional en el empleo y la familia. Se calcula que, mundialmente, el alcohol esté relacionado a 3,2% de todas las muertes y 4,0% de las ‘Disabilities Adjusted Life Year’ (DALY), y que en los países en desarrollo y con baja mortalidad, de los cuales Brasil forma parte, el alcohol es el factor de riesgo que más contribuye para las enfermedades, siendo responsable por 6,2% de las patologías.

¿Cuál es el mejor medio de evitar el alcoholismo en Brasil? La cuestión es compleja, pero como la sección se titula opinión, me permita el lector, manifestar la mía que, en verdad, nada más es la que enseña la Santa Iglesia.

Una sed infinita de felicidad

El hombre posee en sí un deseo extremo de felicidad. Tiene el deseo infinito de lo que es bello y agradable, pues fue creado por Dios para el bien infinito y eterno, en la convivencia con Dios en el Cielo. Borrado de la mente de los hombre el sentido católico de la vida, es natural que el hombre busque la felicidad en las criaturas (Rm 1,18ss). Motivado por esta sed infinita de gozo y placer que no se encauza rectamente, el hombre se aleja de la razón y la inteligencia, cometiendo actos contra su propia naturaleza. De este hecho procede la gula, el alcoholismo, y todo aquello que denominan «falla moral», o sea, que la Iglesia como madre amorosa advierte ser pecado contra sí mismo y contra Dios. Lo increíble es que ningún animal de Brasil fue internado en tratamiento veterinario por gula, alcoholismo u otro desorden. Entretanto, los humanos, animales supuestamente racionales…

Nada en esta tierra puede satisfacer la sed infinita de felicidad en el hombre, sino lo sobrenatural. Así, sin Dios y la Iglesia que lo encausen e impongan saludables límites, que redundan en verdadera libertad, el hombre cae de falta en falta, por la repetición de pecados por los vicios, hasta el punto en donde la luz de la razón se extingue, y prima el lado animal del hombre. A pesar de que el alcoholismo es cada vez menos visto por la sociedad y por la medicina, como falla moral, él se constituye como una búsqueda irracional de placer. Para Santo Tomás de Aquino, el pecado no es más es que «el alejarse de la recta razón». Por tanto, si consumimos bebidas alcohólicas más de la cuenta, además de irracional, cometemos un pecado.

La verdadera solución para el alcoholismo y para los desvíos morales en la sociedad, no está en la coerción o en normas legislativas del Estado. Esto puede ayudar, concuerdo, pero convengamos, no resuelve de fondo. Esto no quita la sed de felicidad del hombre, que sin el rumbo verdadero buscará otras formas de saciar su instinto de bien total. Que el Estado, los hombres y la Iglesia enseñen que la felicidad está en Dios, esto sí resuelve el problema del alcoholismo y demás llagas de la sociedad. Por lo demás, los especialistas comprueban el papel de la religión en la recuperación del alcoholismo y casos semejantes (3). Era lo que el Divino Maestro enseñaba: «Buscad el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás os será dado por añadidura» (Mt 12,31). Lo que en otras palabras podríamos decir: buscad a Dios y la santidad (su justicia), y todos los problemas de la sociedad se resolverán.

Por Anderson Fernandes Pereira

___________________

1 CARLINI, Elisaldo A. Epidemiologia do Uso de Álcool no Brasil. Universidade Federal de São Paulo. Arq Méd ABC. 2006; Supl.2: 4-7

2 WORLD HEALTH ORGANIZATION. About global alcohol database. Geneva: WHO, 2002.Disponível em: . Acesso em: 16 maio 2004.

3 Cf. ABDALA, Gina Andrade; GIL RODRIGUES, Wellington; TORRES, Amilton; CORREIA RIOS, Mino; SOUZA BRASIL, Magela de. A Religiosidade / Espiritualidade como Influência Positiva na Abstinência, Redução e/ou Abandono do Uso de Alcool. Rever Revista de Estudos da Religião. Mar. 2010, p. 77.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas