miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Papa envía mensajes a obispos de la Pastoral Familiar del Celam reunidos en Asamblea

Papa envía mensajes a obispos de la Pastoral Familiar del Celam reunidos en Asamblea

Ciudad del Vaticano (Martes, 29-03-2011, Gaudium Press) El Vaticano divulgó ayer martes el mensaje que el Papa Benedicto XVI envió a los obispos latinoamericanos responsables por las Pastorales familiares del continente, reunidos en asamblea en la sede de la Comisión Episcopal de la Familia y de la Vida de América Latina y el Caribe, en Bogotá, Colombia, del 28 de marzo al 1º de abril.

Escribiendo en español, y dirigido al Cardenal Ennio Antonelli, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, que también participa del encuentro, el Papa dice estar satisfecho con los rumbos de los organismos de Pastoral Familiar de la región y cita la V Conferencia General del Celam, realizada en Aparecida, Brasil, en 2006, de la cual participó el propio Pontífice, recordando que allí ya había sido dispuesto que la familia «es el valor más querido por los pueblos de estas nobles tierras».

El Papa dice en su texto que la Pastoral Familiar tiene y debe tener una nota fundamental en la acción evangelizadora en las Iglesias de cada uno de los países del continente, y debe trabajar por una cultura de vida y también para que los derechos de las familias sean reconocidos y respetados.

Según Benedicto XVI, los rápidos cambios culturales, la inestabilidad social, los flujos de inmigración, la pobreza, los programas de educación que banalizan la sexualidad y falsas ideologías son los principales y cada vez más fuertes desafíos enfrentados por los hogares y las familias de la región, frente a los cuales, dice el Papa, la Iglesia no puede permanecer indiferente.
Es en el Evangelio y en la gracia de Cristo que se encuentra la fuerza necesaria para trabajar en pro de la familia y por el «proyecto de amor que Dios tiene sobre la persona humana», afirma el Santo Padre.

Benedicto XVI dice que es preciso recurrir a cualquier esfuerzo a fin de contribuir para que cada familia, «fundamentada en la unión indisoluble entre un hombre y una mujer», lleve a cabo su misión de ser célula viva de la sociedad, «sembradora de virtudes, escuela de convivencia constructiva y pacífica, instrumento de concordia y ámbito privilegiado donde, de forma alegre y responsable, la vida humana sea acogida y protegida, desde su inicio hasta su fin natural».

Según Benedicto XVI, la Misión Continental está teniendo un papel fundamental de despertar en los países latinoamericanos la Pastoral Matrimonial y Familiar. «La Iglesia cuenta con los hogares cristianos, llamándolos e invitándolos a tomar consciencia de su valiosa misión en el mundo».

El Papa pide también a todos los participantes de la reunión en Bogotá que desarrollen las reflexiones en las líneas pastorales marcadas por los episcopados reunidos en Aparecida, y dijo esperar que las familias vivan un encuentro con Cristo «a través de la escucha de Su Palabra, de la oración, la vida sacramental y el ejercicio de la caridad».

«De este modo, será posible poner en práctica una sólida espiritualidad que propicie en todos sus miembros una decidida aspiración a la santidad, sin miedo de mostrar la belleza de los altos ideales y de las exigencias éticas y morales de la vida en Cristo. Para promover esto, es necesario incrementar la formación de todos aquellos que, de una forma u otra, se dedican a la evangelización de las familias. Así mismo, es importante trazar caminos de colaboración con todos los hombres y mujeres de buena voluntad para seguir tutelando intensamente la vida humana, el matrimonio y la familia en toda la región».

El Papa termina su mensaje enviando su «afecto y solidaridad» a todas las familias del continente, en especial las que pasan por dificultad, y encomendando a la protección de la Virgen María los frutos de la Pastoral Familiar.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas